El Comercio

El bambú japonés crece en las riberas del Sella y el Piloña.
El bambú japonés crece en las riberas del Sella y el Piloña. / N. ACEBAL

Piloña, Ribadesella y Parres dispuestos a colaborar para erradicar el bambú japonés

  • Esta planta invasora se ha extendido por las riberas de los ríos Sella y Piloña y su expansión preocupa a la Administración regional

La expansión de la 'Reynoutria japónica' por las riberas de los ríos Sella y Piloña preocupa, no solo al Principado de Asturias, también a los ayuntamientos de los principales concejos por los que discurren estos cauces, como son los de Piloña, Parres y Ribadesella. Estos consistorios están dispuestos a colaborar, en la medida de sus posibilidades, con las acciones que se puedan llevar a cabo en el futuro para frenar la proliferación por sus territorios de esta planta invasora llamada comúnmente bambú japonés. Aunque coinciden en que la solución a este problema no debe salir de estas administraciones locales, sino que deben ser la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) y el Principado quienes las propongan.

Desde Piloña su alcalde, el socialista Iván Allende, manifestó su «disposición a colaborar con la Administración regional». «Tenemos que estar más pendientes de los ríos porque son una fuente de riqueza», manifestaba ayer el regidor piloñés, quien precisamente participó en una acción de limpieza del Piloña a su paso por Infiesto organizada por los pescadores, iniciativa que quiere repetir el Ayuntamiento y para la que va a solicitar permiso.

Más pesimista se mostró su homólogo de Parres, el también socialista Emilio García Longo. «La proliferación del bambú japonés se ve, y no solo en los ríos. Pero no es un caso aislado y esta planta va a seguir expandiéndose si no se toman medidas. Se debe hablar entre todas las administraciones con competencias para hacer algo y hacer un debate en profundidad sobre el estado de nuestros ríos, que presentan un estado deplorable», lamenta el regidor parragués, quien ya ha trasladado en varias ocasiones a CHC la necesidad de realizar un mantenimiento adecuado de los cauces.

En Ribadesella comparten esta preocupación, «pero la solución no está a nuestro alcance, deben ser la Confederación y el Principado los que tomen medidas, que son los que tienen las competencias», señala la alcaldesa riosellana, Charo Fernández Román.