El Comercio

El Principado ha localizado noventa nidos de avispa asiática en dos años

Nido de avispa asiática localizado hace unos días en Purón.
Nido de avispa asiática localizado hace unos días en Purón. / N. A.
  • El primero hallado en el Oriente se localizó en 2013 en Sellaño y el último, estos días en Purón. Será retirado por la guardería de Medio Rural

La 'vespa velutina', la temible avispa asiática, una especie invasora, depredadora, insaciable y agresiva que diezma las colmenas de abejas, está aquí y parece que viene para quedarse. El primer nido fue avistado en octubre de 2013 en un melocotonero de la localidad pongueta de Sellaño y el más reciente lo detectaba, hace días, el apicultor llanisco Juan Carlos García en el naciente del río Purón. La velutina, que construye nidos como una macona de 50 a 80 centímetros de diámetro, se sospecha que llegó a Europa en 2004, en el interior de las bodegas de un barco que transportaba madera desde China. Seis años más tarde ya había cruzado la frontera por Irún y su capacidad de penetración en el territorio es de 90 kilómetros anuales.

Desde el año 2014, el Principado de Asturias tiene establecido un Protocolo para la Detección y Control del avispón asiático. En el apartado destinado al «sistema de avisos», explica que cualquier ciudadano puede ponerse en contacto con el 112 y su comunicado se transmite a la guardería de Medio Rural para una comprobación posterior. En caso de confirmación positiva se procede a la eliminación del nido por bomberos del Servicio de Emergencias, si está en un núcleo urbano, o por la guardería, si se encuentra en zona rural.

Entre los años 2014 y 2016, el Principado recibió 379 avisos de posibles avistamientos de guaridas de la avispa asiática pero solo 88 eran confirmadas como moradas del temible avispón. Los datos son de hace unas semanas, por lo que no se incluye el de Purón. Del total fueron eliminados 40: 30 por efectivos de la guardería de Medio Rural y 10 por los Bomberos. En tres ocasiones resultó imposible retirar los nidos por encontrarse situados en árboles con altura superior a los 20 metros. En la actualidad existen siete refugios pendientes de retirada y se sabe que cinco nidos ya fueron eliminados por personas desconocidas.

En el caso de la hallada en el nacimiento del río Purón, ésta será retirada en los próximos días por personal de la guardería de Medio Rural.

Un enemigo muy peligroso

Los expertos en la avispa asiática valoran que se trata de «un enemigo a tener muy en cuenta para nuestras abejas» y adelantan diferentes sistemas para poner remedio a la plaga. En primer lugar avisan de que resulta imprescindible «la colaboración ciudadana» a la hora de informar cuando se detecte un posible nido de velutina y fían los principales remedios «al trampeo para cazar las reinas y la eliminación inmediata del nido». Desde algunos foros internacionales se sugiere «la modificación genética para los ejemplares que vayan naciendo» y no faltan quienes apuestan por «la búsqueda de un producto que funcione a modo de troyano para que transporte una carga venenosa al avispero que acabe con las velutinas».

Temas