El Comercio

'Anok', la perrita que resistió quince días perdida en Llanes

A la izquierda, el propietario de La Parrera y su nieto, y en el centro Martina con 'Danger' y 'Anok'.
A la izquierda, el propietario de La Parrera y su nieto, y en el centro Martina con 'Danger' y 'Anok'. / J. LL.
  • Su dueña, la peregrina alemana Martina Herfurth, consiguió el apoyo del concejo para localizar a su mascosta, sin la que no quería regresar a su país

Sus ojos claros y su pelaje gris y blanco inundaban las redes sociales desde hace varios días. La pequeña 'Anok', una perrita mezcla de husky y lobo irlandés de tres años y medio, era localizada ayer en Niembro después de quince largos días vagando por el concejo de Llanes. Su propietaria, la peregrina alemana Martina Herfurth, consiguió el apoyo de numerosos vecinos para buscar a la mascota, que se asustó durante las celebraciones del Cristo del Amparo, en Nueva.

Un fortísimo cohete fue el detonante de lo ocurrido. Así lo narraba ayer la caminante por boca de su intérprete, una santanderina que conoció en la capital cántabra. «Nos conocimos, congeniamos y le di mi teléfono por si tenía alguna emergencia, ya que no habla castellano. Nunca pensé que pocos días después recibiría su llamada por este motivo», comentó.

Cuando Martina, que emprendió su camino desde Zarautz, llegó a Nueva de Llanes se encontró con las citadas celebraciones. «Notó a la perra nerviosa y, cuando se disponía a atarla con la intención de protegerla, sonó el fuerte ruido y ella salió corriendo». Desde ese preciso instante la alemana, que viaja con dos compañeras caninas, supo que «no se iba a ir hasta que estuviese de nuevo junto a 'Anok'». Junto a su otra perrita, 'Danger', una ratera de Praga de siete años, inició una incansable búsqueda a la que pronto se sumaron los vecinos de Nueva y varias protectoras de animales, entre ellas Mundo Vivo. «Ha sido increible la movilización de la gente para encontrar a la perra, estoy emocionada», confesaba ayer con 'Anok' en brazos.

Después de haber peinado los pueblos cercanos y de «varios avisos erróneos», en la mañana de ayer recibían una llamada desde el restaurante La Parrera, en Niembro. «El dueño aseguraba haber visto a 'Anok' y afirmaba que era ella al 100%». Un grupo de más de diez voluntarios comenzaron a buscar incansablemente durante la mañana y la tarde por las inmediaciones de este pueblo y hasta la zona de Balmori, encontrando inicialmente otro perro. «Dimos con un border collie y se lo enseñamos al dueño del restaurante, pensando que estábamos de nuevo ante una falsa alarma, pero él insistió en que no era ese, que él había visto a 'Anok'». Minutos más tarde, a lo largo de un sendero, Martina llamó a su mascota y ésta apareció corriendo para abrazarla.

«Fue muy emocionante. Corrió hacia ella sintiéndose a salvo», confesaron los testigos. La pequeña perra mostraba una llamativa delgadez y estaba bastante sucia, pero en un primer análisis el veterniario Luis Bernardo, de Mundo Vivo, certificó que se encontraba en buen estado de salud. Con la emoción a flor de piel, la caminante dudaba aún con lágrimas en los ojos si seguirá ahora su peregrinación hacia Santiago. Por el momento, ya ha vivido su particular milagro.

Temas