El Comercio

Un plan especial desarrollará el futuro aparcamiento de Ribadesella

Una de las votaciones del pleno celebrado en la tarde de ayer en el Ayuntamiento de Ribadesella.
Una de las votaciones del pleno celebrado en la tarde de ayer en el Ayuntamiento de Ribadesella. / NEL ACEBAL
  • El Ayuntamiento aprobó en la tarde de ayer la cesión del Principado del terreno portuario donde se quiere levantar el estacionamiento en altura

Como era de esperar no hubo sorpresas. El Ayuntamiento de Ribadesella ha dado el visto bueno a la concesión administrativa de los 6.193 metros cuadrados de terreno portuario que le cede el Principado de Asturias en el entorno de la estación de autobuses (Sierra de Secundino Díaz) para la construcción de un aparcamiento que, en principio, contará con tres plantas y capacidad para 270 plazas de aparcamiento. La concesión, que será por 30 años, no se aprobó con el voto unánime de la Corporación. Los dos concejales de Pueblu se abstuvieron al entender que la propuesta final está sujeta a la construcción de un aparcamiento en altura.

Según explicó la alcaldesa, promotora del proyecto, lo que se pretende es hacer una construcción «coherente con el resto del entorno», porque se trata de una zona que «no se merece una estructura de hormigón infumable». Charo Fernández apostó por un proyecto «emblemático» que podría desarrollarse a través de un Plan Especial. De esta forma se garantizará la participación de toda la ciudadanía con sus sugerencias y propuestas al proyecto que finalmente se presente. Un Plan Especial en el que también podría quedar incluida la nave de Angulas Delfa, cuya concesión administrativa para uso privativo está cerca de caducar. «Esta concesión podría estar resuelta en un mes, así que podríamos incluir las dos en un mismo plan», añadió la alcaldesa.

Charo Fernández recordó que el proyecto final requerirá de la autorización final del Principado y agradeció la colaboración e impulso dado a la concesión por el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández. En este sentido, el portavoz socialista, José Luís Díaz Bermúdez, añadió que su partido tuvo mucho que ver en esa gestión y le recordó las críticas lanzadas hace un año cuando a Caravia le concedieron suelo para un aparcamiento para vente años. «A nosotros nos han dado 30, así que bienvenida sea», añadió el edil socialista.

La proyección del nuevo y esperado aparcamiento se llevará con calma. Ni la alcaldesa ni el equipo de gobierno tienen prisa por ejecutarlo. Si no se puede inaugurar en esta legislatura no le preocupa. Lo que buscará es una infraestructura adecuada para el entorno, «no cualquier cosa». Lo que no aclaró es el modelo de financiación previsto ni la futura gestión del parking. Por ese motivo, los cinco concejales que mostraron su apoyo a la concesión (2 del PSOE, 2 del PP y la edil No Adscrita) pidieron una comisión informativa en la que se expliquen todos los detalles.

El PSOE, que reclamó «total transparencia, luz y taquígrafos» en ese tema, también apostó por una inversión directa municipal, aprovechando el superávit y la capacidad de endeudamiento del Ayuntamiento de Ribadesella. «Queremos que lo ejecute el Consistorio sin escatimar esfuerzos», dijo Díaz Bermúdez. Si la financiación es pública o privada se conocerá en el futuro. Si al final se opta por la segunda, es de suponer que buena parte de las plazas de aparcamiento serán de pago. En este sentido Pueblu censuró que se vayan a cambiar «plazas públicas y gratuitas por otras que serán de pago», manifestó Ricardo Cangas.