El Comercio

Foro denuncia «irregularidades en la gestión» del servicio de agua en Colunga

Miguel Hornillos, de Foro.
Miguel Hornillos, de Foro. / E. C.
  • Hornillos afirma que el Tribunal de Cuentas ha solicitado al Consistorio que aclare aspectos como un dinero para obras que no se ha justificado

El portavoz de Foro en el Ayuntamiento de Colunga, Miguel Hornillos, denuncia «irregularidades en la gestión» de la empresa concesionaria de abastecimiento de agua y saneamiento del concejo y, por tanto, ha rechazado públicamente «la renovación del contrato con la misma». El concejal critica que «Asturagua viene manteniendo el contrato desde febrero de 2001, además de gestionar ingresos anuales por el cobro del servicio por valor de 900.000 euros, incluido el recibo de la tasa de basura, recibiendo por dicha gestión una media de 330.000 euros, es decir, que en el último contrato firmado en 2011 por cinco años ha gestionado 4.500.000 euros, que le han reportado unos beneficios brutos de, al menos, 1.650.000 euros». Todo ello, concreta, «por mantener unas infraestructuras propiedad del Ayuntamiento y que están ejecutadas en su totalidad».

«El agua es un recurso natural que debe estar en manos públicas y no privadas», defiende el forista, que añade que «la improvisación y la inacción del gobierno local ha impedido elaborar un estudio sobre la gestión y prestación del servicio en el municipio».

Además, advierte Miguel Hornillos, «el Tribunal de Cuentas, por notificación recibida el 18 de julio de 2016 en el Ayuntamiento, ha detectado irregularidades en unas obras valoradas en 281.670,33 euros de las que solo existe un deposito valorado en 180.303,63, por lo que hay sin justificar 101.366,70 euros». Por este motivo insta al Ayuntamiento para que «en el plazo de diez días presente un informe justificativo de las irregularidades señaladas en dicho auto, que acrediten las mejoras efectuadas por el concesionario del servicio y que forma parte de dicho contrato». Estas obras, «ejecutadas por la empresa concesionaria» son las que «se firmaron en el contrato efectuado en noviembre de 2001 y que se recepcionaron por el Consistorio en febrero de 2009, sin estar concluidas», concluye el concejal.