El Comercio

El verano se mantiene en los Lagos

Vehículos estacionados ayer en el margen de la carretera de acceso al lago Ercina.
Vehículos estacionados ayer en el margen de la carretera de acceso al lago Ercina. / E. C.
  • De nuevo ayer hubo problemas de tráfico debido a la gran afluencia de visitantes

  • Los turismos vuelven a inundar este paraje de los Picos de Europa, aparcando en los márgenes de la carretera y complicando la circulación

A las puertas del mes de octubre los Lagos de Covadonga siguen siendo el mayor atractivo turístico de la comarca que, además, en las últimas jornadas goza de buena climatología. Ya son casi dos semanas las que han pasado desde que se terminó la regulación que aporta la Dirección del Parque Nacional de los Picos de Europa y casi un mes desde que se cerró el Plan Especial de Transporte, operado por la empresa Alsa a través del Consorcio de Transportes de Asturias. Sin ningún control de acceso ni presencia de controladores que regulen la cuantiosa afluencia que aún estos días se registra en este paraje, las situaciones de caos se repiten sin que exista una solución.

Desde el Principado, en concreto la consejera de Infraestructuras, ya se ha anunciado que de cara al próximo año el Plan de Transporte se ampliará tanto en verano y en Semana Santa, pero no es la única medida que habría que tomar. El Ayuntamiento de Cangas de Onís insiste semana tras semana desde el pasado día 18 de septiembre en que la Dirección del Parque Nacional debería poner sobre la mesa de la Consejería de Desarrollo Rural un informe detallado de la situación.

Mientras todo esto ocurre, en el entorno del Enol y el Ercina podría decirse que se vive un eterno 'Día de la Marmota', repitiéndose una vez tras otra el mismo escenario: turismos que acceden al que podría bautizarse como el punto más turístico de Asturias, quizá tras el Santuario de Covadonga, que no encuentran indicadores, que se aglomeran en un punto intermedio entre el mediodía y las dos de la tarde y que, como consecuencia, comienzan a estacionar en el primer espacio que encuentran tras ver completos los aparcamientos delimitados. Y ahí empieza el circo de malos estacionamientos, problemas de circulación y atascos. El verano que extenderá hasta el puente del Pilar en los Lagos, si los visitantes siguen asumiendo el caos circulatorio.