El Comercio

Ayuntamientos de Foro y PP amenazan con abandonar la Mancomunidad

Los vocales asistentes al pleno de ayer, que contó con una secretaria enviada por el Principado.
Los vocales asistentes al pleno de ayer, que contó con una secretaria enviada por el Principado. / N. A.
  • El portavoz popular afirma que el ente se encuentra desde hace «más de un año» en una situación «estancada» y da un plazo de un mes para esclarecer su futuro

La Mancomunidad de Concejos del Oriente se encuentra desde hace años en un interminable proceso de disolución. Ayuntamientos de Foro y PP amenazaban ayer en sesión plenaria de carácter extraordinario con abandonar definitivamente el ente si «en un plazo máximo de un mes no se pone sobre la mesa una hoja de ruta para el cierre definitivo del organismo». Fue el ultimátum que planteó al inicio de la cita el portavoz de los populares y alcalde de Peñamellera Baja, José Manuel Fernández, censurando el hecho de que el orden del día de la misma «es muy incompleto». «Después de más de un año de inactividad, veníamos aquí para conocer más información sobre la liquidación y el matadero, que es lo único que nos mantiene, pero ni siquiera aparece en el orden del día», reprochó el vocal.

De no atenderse a su petición, adelantó que su Ayuntamiento «abandonará la mancomunidad, renunciando a nuestra parte de la liquidación, ya sean cargas o bienes, lo que posteriormente habría que resolver a través de la justicia». Fernández adelantó que ya prepara un acuerdo plenario para someter a aprobación la iniciativa, una medida que compartió la alcaldesa riosellana, Charo Fernández. «Es vergonzoso que se esté manteniendo un ente por el que estamos pagando un dinero que no tiene utilidad», denunció la regidora.

Entre los contados representantes socialistas que asistieron al pleno de ayer en Cangas de Onís no se encontraba el presidente de la mancomunidad y el alcalde de Parres, Emilio García Longo. A él se dirigieron varias consultas que quedaron en el aire. El portavoz del PSOE, el piloñés Iván Allende, compartió la urgencia de celebrar «una reunión en el mes de octubre» a fin de determinar las líneas a seguir para concluir el proceso de disolución. Un futuro que, en la cita de ayer, tampoco se cerró a una sola opción, ya que hubo vocales que plantearon la posibilidad de que «después de tanto tiempo, igual se le podría buscar contenido».

La actividad del matadero comarcal de Margolles, que funciona sin contrato desde finales de 2014, es lo único que mantiene viva la mancomunidad. Tras un intento fallido de solicitar a la empresa que se encuentra explotando las instalaciones la entrega de llaves, hace más de un año que los ediles acordaron en pleno buscar otras vías, así como el apoyo del Principado e incluso la Delegación del Gobierno en Asturias, para finalmente concluir con el cierre de unas dependencias en las que, por mandato judicial, no existe contrato de explotación ni debería estar dándose servicio.

Sin secretario

En la sesión de ayer, además de aprobar definitivamente las cuentas generales del ejercicio 2015, tomó posesión como vocal el alcalde de Peñamellera Alta, en sustitución de la anterior regidora, que dejó su cargo para trasladarse al Senado. También fue necesario cesar al actual tesorero, el socialista Iván Allende, por la imposibilidad legal de recaer este cargo sobre un vocal. Los ayuntamientos deberán debatir la elección de una persona que asuma las funciones de secretaría, intervención y tesorería, -tras la jubilación de la anterior y la imposibilidad de contratación ante el proceso disolutivo-, que según los estatutos del ente supramunicipal podría ser alguien que cubra estos servicios en alguno de los consistorios miembros.