El Comercio

Ribadesella mantuvo su ocupación turística al máximo entre julio y septiembre

Martínez Salmerón, Fernández-Kelly, Méndez, Fernández Román, Martínez y Vigil, en la mesa.
Martínez Salmerón, Fernández-Kelly, Méndez, Fernández Román, Martínez y Vigil, en la mesa. / N. A.
  • En una mesa redonda, celebrada con motivo del Día del Turismo, expertos apostaron por planes de desestacionalización y mejorar el déficit de profesionales del sector

La temporada turística en Ribadesella aún no ha terminado. Las reservas siguen llegando y muchos de los hoteles que, por costumbre, cerraban sus puertas tras el puente del Pilar, han decidido mantenerlas abiertas hasta, al menos, el 30 de octubre. De esta forma esperan prolongar un período vacacional que ha sido histórico para el concejo, «que comenzó el 1 de julio con un lleno casi permanente y se alargó hasta el 15 de septiembre con una quincena, esta última, espectacular», destacó Sabino Martínez, presidente de la Asociación Riosellana de Turismo Rural (ARITUR).

Ribadesella no solo recibió más turistas sino que, además, los que llegaron demostraron tener mayor poder adquisitivo. «Fueron más y de mejor calidad, porque su gasto se incrementó en torno al 20%», añadió Bruno Méndez Lombán, presidente de la Asociación de Hostelería del concejo. También coincidieron en destacar la presencia de numerosos turistas andaluces, quizás motivada por el incremento de la oferta de vuelos entre ambas comunidades autónomas. «Incluso de turistas rusos que llegaron a través de turoperadores afincados en Marbella», añadió Lombán. Y entre los extranjeros predominaron los franceses. Por ese motivo, Martínez reclamó «centrar en ese país las campañas de promoción, porque los tenemos a escasas cinco horas de viaje».

Visitas guiadas

Los dos empresarios participaron este viernes en la mesa redonda organizada por el Ayuntamiento de Ribadesella para conmemorar el Día Mundial del Turismo. Una reunión dirigida por la alcaldesa, Charo Fernández, que facilitó los datos del programa de visitas guiadas gratuitas del último verano. En total se organizaron 235 visitas que contaron con 3.355 participantes. La rula concentró el 28% de las visitas, con la organización de 66 citas.

El último verano riosellano ha sido excelente en número generales. Fue más largo y dio continuidad a un otoño-invierno que, al menos para los restaurantes, ya había sido muy bueno. «Los resultados de noviembre, diciembre, enero y febrero fueron espectaculares y todo apunta a que se volverán a repetir de nuevo», añadió Bruno M. Lombán.

En la mesa redonda también participó el presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo, Fernando Fernández-Kelly, que además de felicitar a empresarios y Ayuntamiento «por un año magnífico», también les animó a seguir trabajando en la misma dirección, «para no morir de éxito». En este sentido hizo dos recomendaciones, «corregir el déficit de profesionales existente y coordinar los planes y campañas de promoción».

A los dos problemas contestó la decana de la Facultad de Turismo de la Universidad de Oviedo, Covadonga Vigil. «No puede haber buenos profesionales si solo van a trabajar tres meses, porque los buenos se acaban marchando a otros lugares», dijo. A su vez apostó por la organización de planes de desestacionalización en lugar de campañas y por la implicación de los empresarios en los mismos. «En Asturias lo tenemos todo para no ser un destino estacional. Ya somos un destino consolidado para todo el año, así que el empresariado es lo suficientemente maduro como para coliderar los planes de promoción», explicó.

La jornada conmemorativa del Día Mundial del Turismo también contó con la participación de Mar Martínez Salmerón, Jefa del Servicio de Turismo del Principado de Asturias, y Mónica Díaz Alvarez, bióloga y consultora, que ofreció una charla sobre restaurantes para todos. Ésta recomendó acomodar los negocios de restauración a un colectivo cada vez mayor, el de personas y clientes con algún tipo de sensibilidad alimenticia, ya sean alergias o intolerancias. «En España hay 1.300.000 personas alérgicas, un segmento de la población que en los últimos diez años ha pasado del 1,5 al 3 por ciento y que sigue creciendo», advirtió.