El Comercio

El puente riosellano perdería amplitud de tránsito en la acera.
El puente riosellano perdería amplitud de tránsito en la acera. / N. A.

La única acera del puente de Ribadesella tendrá 2 metros de ancho

  • Este es, entre otros, el motivo fundamental por el que el proyecto no agrada al equipo de gobierno, que tratará de negociar una mejora

El proyecto de reforma previsto por la Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias para el puente de Ribadesella prevé una sola acera con menos de dos metros de ancho. Es decir, una amplitud a todas luces insuficiente. Este es, entre otros, el motivo fundamental por el que el extracto del proyecto de reparación de su estructura que ha llegado al Ayuntamiento no agrada ni a la alcaldesa ni a su equipo de Gobierno. «No me gusta porque creemos que la acera no resulta con el ancho que esperábamos. Se plantea una acera de 1,80 a 1,83 metros, por lo que con la unificación se pierde anchura. Así que a simple vista a mí no me convence, aunque creo que se puede corregir y se puede negociar una mejora», afirmó Charo Fernández.

La comisión informativa en la que se analizará este proyecto de reforma del puente se convocará a lo largo de este mes de octubre. Según la regidora, no se hizo antes porque el proyecto llegó en un momento de «mucha actividad» en el Ayuntamiento y hasta el día previo al último pleno aún se carecía del informe explicativo correspondiente. «Se pasará a comisión una vez que lo tengamos bien estudiado en el equipo de Gobierno, como ocurre con todos los temas. Con lo que no estoy de acuerdo es con los circos que se montan en los plenos para contar cosas que no son reales, porque aquí todo se lleva a comisiones informativas», añadió la regidora.

Lo que tampoco ha gustado en la calle es la anunciada desaparición de la escalera próxima al podio del Sella. Los vecinos que habitualmente transitan por este viaducto esperan que cualquier reforma incluya la ampliación del tablero para ganar espacio para vehículos y peatones. Para lograr ese incremento, el PSOE llegó a proponer la implicación económica del Ayuntamiento de Ribadesella en el proyecto de reforma, utilizando el superávit municipal y su capacidad de endeudamiento.