El Comercio

Asistentes al concejo.
Asistentes al concejo. / J. LLACA

Los vecinos del Valle Oscuru desvelan lo que esperan del futuro PGO

  • Lugareños de los cuatro pueblos mantuvieron ayer en La Borbolla una reunión con dos agentes del grupo Zuloark

Los residentes en las localidades llaniscas de La Borbolla, Pie de la Sierra, Santa Eulalia y Tresgrandas estaban convocados en la tarde de ayer a la primera reunión del proceso de participación vecinal para la elaboración del futuro Plan General. A la cita con el estudio de arquitectura Zuloark asistieron 21 lugareños. Está previsto que hasta el 23 de octubre se realicen este tipo de concejos públicos en 27 núcleos o comarcas.

Por parte de Zuloark acudieron a la reunión los técnicos Aurora Adalid y Manuel Domínguez. De forma clara explicaron que su presencia tenía como principal objetivo «conocer las carencias más importantes de estos pueblos, potenciar las posibilidades de la zona y completar una declaración de derechos urbanos en base a tres aspectos: las cosas que los vecinos quieran proteger, las que quieran incorporar y las que estén dispuestos a erradicar».

Le costó a los lugareños decidirse a participar en lo que parecía algo novedoso para ellos. Inicialmente querían saber «qué pretende el futuro PGO» y también se quejaron de «la poca información, o la mala distribución de la misma, para asistir a la reunión». Poco a poco fueron entrando en ambiente y se expresaron con rotundidad a la hora de manifestar las carencias de la zona que habitan. Así, enumeraron, por orden de importancia, el saneamiento; las deficientes comunicaciones para móviles, televisión o internet; la depuración de las aguas del río Cabra; la protección de los recursos hídricos; el mantenimiento de la tipología rural de la zona en las nuevas construcciones; el lamentable estado de muchas carreteras; el establecimiento claro de los límites urbanos para construir; y la conservación de antiguos caminos.

Adalid y Domínguez les comentaron que sus propuestas deberán ser tenidas en cuenta por los futuros redactores del PGO de Llanes.