El Comercio

«El único acoso que detecto es el que sufro yo por parte de ellos»

El inspector de la Policía Local de Llanes, Miguel Gómez López, ofreció ayer su punto de vista sobre el conflicto existente entre su persona y algunos agentes del cuerpo. Una situación que se ha agudizado después de que la pasada semana él denunciase a uno de los policías después de que este, presuntamente, le amenazase de muerte y tras las acusaciones de acoso laboral por su parte que han realizado los sindicatos Usipa y Sipla. Gómez López tiene claro que «el único acoso que detecto es el que sufro yo por parte de ellos, de forma premeditada y alevosa».

El inspector considera que las últimas acciones llevadas a cabo por las dos formaciones sindicales, representadas por dos de los agentes implicados en estos últimos enfrentamientos, «es una medida orquestada de acoso hacia mi persona».

El pasado jueves a primera hora de la mañana Gómez López tuvo un altercado con el agente Miguel Ángel Díaz Pacheco, representante del Sipla en el Ayuntamiento. Presuntamente el policía amenazó a su superior de muerte y este lo denunció ante el juzgado. Al día siguiente, también a primera hora de la mañana, se produjo de nuevo una fuerte discusión en la que también estaba presente el representante de Usipa, Eduardo Galán. El inspector asegura que fue a buscar a Juan Carlos Armas, que ese día ejercía como alcalde en funciones, y que los dos agentes se negaron a prestar funciones delante de la persona que ese día ejercía como regidor al estar ausentes Enrique Riestra y Marián García de la Llana.

Gómez López no duda en afirmar que «estoy seguro de que el equipo de gobierno me brindará el amparo y tomará las medidas disciplinarias correspondientes» ante el conflicto existente en la Policía Local.