El Comercio

La tensión en la Policía Local de Llanes aumenta y los sindicatos piden soluciones

  • En las últimas jornadas se han registrado enfrentamientos verbales entre agentes tras el incidente del inspector con un efectivo

Las aguas están lejos de volver a su cauce en el seno de la Policía Local de Llanes. En estas últimas jornadas también se han producido algunas situaciones tensas entre los propios efectivos de la policía que han desembocado en fuertes discusiones entre algunos agentes. Todo ello se produce días después de los incidentes de la pasada semana, cuando se produjeron dos enfrentamientos. El primero tuvo lugar el pasado jueves entre el jefe de la Policía y un agente, que acabo denunciado en el juzgado por amenazar presuntamente de muerte a su superior, y el segundo el viernes entre el inspector, este mismo policía y un compañero. En esta segunda ocasión fue testigo de las desavenencias el concejal de Obras, que aquel día ejercía como alcalde en funciones.

Desde Usipa se culpa al jefe de la Policía Local de esta situación y aseguran que «si se dan enfrentamientos verbales y roces entre la plantilla es porque los genera el inspector». También quieren quitar hierro a esta problemática entre agentes al asegurar que las diferentes posturas se han expresado en discusiones, sin ir más allá.

En otro orden de cosas, en Usipa valoran de forma positiva que el Ayuntamiento de Llanes haya decidido abrir una investigación para conocer con detalle todo lo sucedido a finales de la pasada semana en el seno de la Policía Local y poder, a partir de los informes que se obtengan, depurar responsabilidades. «Estamos satisfechos con la respuesta del equipo de gobierno. Sabemos que no va a ser de un día para otro, pero esperaremos lo que haya que esperar», señalan desde el sindicato. Estas mismas fuentes añaden que «no queremos echar al inspector, simplemente que se depuren responsabilidades».

Situación laboral

En cuanto a la situación laboral de los agentes, son ya 25 años los que se llevan sin convocarse plazas de funcionario en la Policía Local de Llanes. Esto hace que desde entonces las personas que se han incorporado a este cuerpo de seguridad lo hayan hecho en calidad de interinos o de auxiliares, estos últimos para reforzar determinadas épocas del año. Los policías de estas dos últimas categorías no tienen asignadas armas, por lo que solo las pueden portar aquellos agentes que son funcionarios.

Así lo explicaban ayer desde Usipa. Fuentes del sindicato señalaban que de los agentes que están con contratos de interinos algunos llevan cerca de 20 años en esta situación. En Usipa se muestran favorables a que estas plazas salgan a oposición libre y todos los agentes de la Policía Local de Llanes gocen de la misma categoría laboral.

También apuntaban fuentes de este sindicato que en la actualidad son seis los agentes que no tienen un arma asignada al no ser funcionarios. Con anterioridad eran ocho, pero especifican que uno de ellos se jubiló y otro abandonó el cuerpo. Las pistolas se encuentran custodiadas en el puesto de la Guardia Civil de Cangas de Onís.