El Comercio

«Algunos agentes no respetan la autoridad», afirma el PSOE de Llanes

Un coche de la Policía de Llanes en el exterior de las dependencias.
Un coche de la Policía de Llanes en el exterior de las dependencias. / N. A.
  • Los socialistas sugieren a los efectivos de la Policía Local que denuncien aquellas cuestiones que les imponga el inspector y consideren irregulares

El Partido Socialista considera que el actual conflicto que se vive en el seno de la Policía Local de Llanes se debe a que «hay algunos agentes que no respetan la autoridad y la jerarquía es algo fundamental». Lo afirma José Herrero tras los incidentes que comenzaron la pasada semana después de que un agente amenazase presuntamente de muerte al inspector y éste denunciase en el juzgado estos hechos.

Los socialistas, por medio del portavoz del grupo municipal del PSOE en el Consistorio, consideran que el conflicto en la policía llanisca «es un tema muy delicado que existe desde hace años y que surge de sucesos puntuales». En el momento actual Herrero opina que el enfrentamiento ha surgido «por no respetar a la jefatura». Y sugiere Herrero a los efectivos que «si consideran que alguna de las cuestiones que se les impone es irregular deberían denunciarlas».

En el PSOE apuntan que el de la Policía local «es un problema laboral más que se suma a los que ya nos tiene acostumbrados el cuatripartito en estos casi 16 meses de gobierno». Aún así los socialistas comparten con el ejecutivo que en esta cuestión «hay que ser prudentes y conocer los hechos antes de tomar una decisión». «Todos los conflictos que pueda haber en la Policía local no deben afectar al funcionamiento del servicio y el equipo de gobierno debe ser riguroso en que esto no suceda», añade Herrero.

Desde que el jueves de la pasada semana el inspector y un agente tuvieron el enfrentamiento, se han sucedido varios capítulos de este conflicto. El viernes de esa misma semana se repitió una escena similar también entre el jefe del cuerpo, el mismo agente y otro compañero. El martes los sindicatos Usipa y Sipla indicaron que la situación en el seno de este cuerpo era «insostenible y peligrosa» y que varios policías valoraban voluntariamente entregar su arma «por miedo a que suceda una desgracia».

Al día siguiente el Ayuntamiento de Llanes, del que depende este cuerpo policial, comunicó la apertura de una investigación sobre estos hechos y que se depurarían responsabilidades. Esta semana también se han producido enfrentamientos verbales entre miembros de la plantilla con distintas posturas sobre este conflicto del que los sindicatos culpan al inspector. También le acusan de acoso laboral y apuntan que entre las irregularidades que comete está el que se realicen turnos de un solo agente en Posada, algo que el Usipa y el Sipla aseguran que no está permitido en la actualidad al encontrarse España en el nivel 4 del estado de emergencia por la amenaza del terrorismo islámico. El jefe de la policía, por su parte, afirma que el único acoso que percibe es el que está sufriendo él por parte de algunos agentes.

Presupuestos

En otro orden de cosas desde el PSOE de Llanes se considera más que sorprendente la situación que se vive en el equipo de gobierno llanisco respecto a la aprobación de los presupuestos municipales. «Es surrealista que el PP y Foro soliciten un pleno extraordinario para llevar unos presupuestos que fueron retirados por el alcalde», manifiesta José Herrero, quien indica que el PSOE está a la espera de «ver qué sucede con esta cuestión».

También critica Herrero que no se convocase el pleno ordinario de septiembre. «Los plenos son de los pocos espacios que tenemos la oposición para preguntar. Les importa poco seguir la normativa vigente», afirma el del PSOE.

Temas