El Comercio

El concurso de los quesos de los Picos de Europa contará con 40 expositores

Luis Antonio Alías, crítico gastronómico de EL COMERCIO, recibió una placa tras leer el pregón.
Luis Antonio Alías, crítico gastronómico de EL COMERCIO, recibió una placa tras leer el pregón. / NEL ACEBAL
  • El crítico gastronómico de EL COMERCIO, Luis Antonio Alías, resalta en su pregón los sabores de estos manjares blancos

El queso será el principal protagonista esta semana en Cangas de Onís al acoger una serie de certámenes relacionados con este manjar. El cronista de EL COMERCIO, José Antonio Alías, fue el encargado ayer de dar el pistoletazo de salida a las actividades programadas entorno al 76 Concurso Exposición de Quesos de los Picos de Europa, la cita nacional más antigua de España. En esta ocasión, 40 expositores de Asturias y Cantabria participarán en la muestra donde estarán representados los quesos de Denominación de Origen Protegida (DOP) e Indicación Geográfica Protegida (IGP) de la vertiente asturiana como son el Cabrales, el Gamonéu del Puerto, el del Valle y el IGP Beyos así como los DOP de la vertiente cántabra de Picos de Europa que son el Picón, Bejes-Tresviso y los quesucos de Liébana.

Junto a estos 40 expositores de Asturias y Cantabria también se podrán catar y comprar otros quesos de la comarca. Este concurso-exposición tendrá lugar el próximo miércoles coincidiendo con la XXX Feria de la Miel del Oriente de Asturias, con 16 expositores, y una exposición de razas autóctonas de ganado del Principado de Asturias. «Ese día es la esencia de Cangas de Onís como capital quesera de Asturias», destacó el alcalde cangués, José Manuel González.

Para ir abriendo boca, este fin de semana la localidad acoge la XIII Feria Regional de Quesos, con 26 expositores. El pregonero, Luis Antonio Alías, coincidió con el alcalde en dar esa capitalidad a Cangas y afirmó que «nos demuestra que Asturias, el Paraíso, tiene en el Oriente su centro». Estas citas atraerán a numerosos visitantes. Sobre todo, según indicaron portavoces municipales, de Cantabria, León y País Vasco. El pregón de Alías fue muy laureado y aplaudido y al término recibió una placa conmemorativa con la que quisieron agradecerle «el discurso alimentado de los mismos sabores que ofrecen los Picos».