El Comercio

Un piloñés en la campaña americana

Hillary Clinton, dándole la mano a Espina, que vive desde hace varios años en Carolina del Norte.
Hillary Clinton, dándole la mano a Espina, que vive desde hace varios años en Carolina del Norte.
  • Este informático de 43 años lleva desde su condado, en Carolina del Norte, las redes sociales y el marketing on-line para Hillary Clinton

  • Antonio Manuel Espina colabora con los demócratas en busca del voto hispano

El piloñés, Antonio Manuel Espina Lobeto, ha tenido esta semana la oportunidad de estrechar la mano de Hillary Clinton, la mujer que, quizás en pocos meses, se convierta en la nueva presidenta de los Estados Unidos. Como muestra de ese encuentro, en el que pudieron charlar, Antonio dejó una fotografía en las redes sociales, que muchos recibieron con incredulidad. Enseguida llegaron los interrogantes sobre si la imagen pudiese ser un «fake», es decir, falsa, trucada. Pero no, todo tiene su explicación.

La campaña electoral avanza y las distancias siguen siendo estrechas entre el polémico Donald Trump y Hillary Clinton. El voto de los hispanos sigue siendo fundamental en USA a la hora de conquistar la ansiada presidencia. Y ahí es donde entra en juego Antonio Espina.

«Me llamaron para desarrollar el marketing Online y las redes sociales para la campaña de los hispanos demócratas del Condado de Mecklenburg, en Carolina del Norte, puesto que el voto hispano en estas elecciones es determinante», nos explica.

El piloñés tiene que acudir a los actos de campaña que se organizan en este condado y ahí, en la ciudad de Charlotte, es donde coincidió con la candidata demócrata.

Espina, de 43 años de edad, nació en Puerto Rico, aunque de padres piloñeses. Pronto se trasladó a su tierra asturiana, donde cursó sus estudios de primaria y bachillerato. Posteriormente se formó en la escuela informática de Seresco, en la capital del Principado. Tras concluir sus estudios puso en marcha, junto con su hermano Ángel, una empresa dedicada a ofrecer servicios informáticos y de Internet, en Infiesto.

Sin embargo, su objetivo estaba en los Estados Unidos, donde las oportunidades parecen multiplicarse. De esta forma, en 2007 crea en Estados Unidos la empresa Global2Net, centrada en las websites, marketing online, aplicaciones y social media, «y unos años más tarde decidí marcharme a vivir allí, estableciéndome en Charlotte».

Tras varios años dedicándose a lo que más le apasiona, se muestra satisfecho con su aventura americana. «El contexto sociocultural es totalmente diferente a Asturias, pero las posibilidades que aporta vivir aquí son infinitas», señala, recordando que la situación laboral también es más positiva: «el índice de desempleo en mi sector es del 1,49%», confirmando que, «en principio el inconveniente es el idioma, pero valoran más lo que puedes aportar al crecimiento de la empresa».

Comenta que trabaja «muy cerca de la comunidad española en Charlotte, que se encuentra en continuo aumento, cada mes llegan nuevos españoles por motivos laborales».

El hecho de trabajar en la campaña de Hillary Clinton no le supone ningún problema en lo que respecta a sus inclinaciones políticas. «No estoy afiliado a ningún partido, pero en estas elecciones estoy claramente a favor de Hillary, que ha demostrado ser una política resolutiva en conflictos y en el desarrollo de más políticas sociales».

Por contra, afirma que Donald Trump «carece de experiencia política y de diplomacia y sólo se basa en propaganda incendiaria para atemorizar a los votantes».

La campaña entra en la recta final y el trabajo se intensifica. Por esta razón, lamenta, «no pude ir a Asturias para participar en el Festival de la Avellana y Les Feries». El día 14 finaliza el plazo para que la gente se registre con la intención de votar «y además entre el 18 de octubre y el 5 de noviembre es el denominado Early Vote, o voto temprano, y finalmente el día 8 de noviembre serán las elecciones».