El Comercio

El Plan de Lagos aumenta un 45% sus días de aplicación en verano y Pascua

  • El nuevo calendario entrará en vigor a partir de 2017 e incluye 27 jornadas más de funcionamiento del servicio en los periodos vacacionales

A partir del próximo año el Plan de Transporte a los Lagos de Covadonga ampliará su periodo de aplicación. Y lo hará tanto durante la temporada de verano como en la Semana Santa, además de mantener su vigencia en los principales puentes del año como son el de mayo, el del Pilar o el de la Constitución. En concreto durante el verano este servicio de lanzaderas al espacio más visitado de los Picos de Europa –el pasado 2015 cerca de 765.000 personas se acercaron a este paraje– estará en servicio desde el 1 de julio hasta el 15 de septiembre. Esto son 77 días frente a los 55 que ha estado operativo este último verano. En cuanto a la Semana Santa pasará de funcionar cuatro jornadas a hacerlo nueve, desde el sábado del fin de semana de Ramos hasta el domingo de Pascua incluido.

En total, solo en los periodos de verano y Semana Santa, el Plan de Transporte a los Lagos va a estar activo 86 días, un 45% más que en los mismos periodos vacacionales del pasado ejercicio.

La consejera de Infraestructuras, Belén Fernández, se desplazó ayer a Cangas de Onís, donde se reunió con el alcalde y le trasladó ésta y otras novedades que tendrá el Plan de Transporte a partir del 2017, año en el que también se va a establecer un calendario fijo de aplicación de este servicio que se mantendrá en los años venideros. Pero la del periodo de aplicación no va a ser la única novedad que va a tener este servicio a partir del año que viene. También se va a realizar una actuación de envergadura en la carretera a los Lagos presupuestada en más de 900.000 euros, se utilizarán unos autobuses que emitan una menor cantidad de partículas contaminantes a la atmósfera y se mejorará la información existente sobre este servicio.

Fernández explicó que desde la Administración regional se han planteado la aplicación de esta serie de mejoras en el servicio porque se trata de una serie de necesidades constatadas que precisan ser atendidas. En cuanto a la sustitución de los autobuses con cierto número de años por otros más nuevos, la Consejería será «más exigente» con las empresas que prestan este servicio –Alsa en el caso de los autobuses y Taxitur para las furgonetas– y les reclamarán que solo realicen esta ruta los vehículos que cuenten con una certificación ambiental del nivel Euro 4 o superior, esto es que los vehículos hayan sido construidos, como tarde, en el año 2005. La Consejería busca establecer así unos «altos estándares ambientales», ya que otro de los objetivos del Plan de Transporte es reducir las emisiones contaminantes de los vehículos en el interior del Parque Nacional de los Picos de Europa.

Este año, a falta del puente de diciembre, ya se ha superado el récord de usuarios del Plan con más de 149.000 personas que han hecho uso de este servicio, un 8% más que el pasado ejercicio completo. Mientras que durante las fechas de verano, de 15 de julio al 8 de septiembre, el Plan sumó 131.633 viajeros, un 18% más que el mismo periodo del 2015. Desde el Consorcio de Transportes de Asturias (CTA) estiman que el servicio ha evitado este año la presencia de 70.000 vehículos particulares en el entorno de los Lagos de Covadonga, lo que demuestra su importancia tanto desde el punto de vista medioambiental como de seguridad vial.

Vehículos particulares

Otra de las novedades que se van a empezar a aplicar a partir del año que viene es la de regular el acceso de los vehículos particulares que suben al entorno de Enol y el Ercina antes de las 8.30 horas, momento en el que se corta la carretera. Lo que se va a hacer es marcar dos franjas del día para que puedan bajar, con el fin de evitar al máximo que se crucen con los autobuses y reducir así tanto las situaciones de peligrosidad en esta carretera de montaña, como los daños que sufre el firme al tener que ajustarse los vehículos pesados al arcén de la calzada (la parte más deteriorada) para dejar paso a los turismos. Estos últimos solo podrán bajar entre las 13 y las 13.30 horas, para aquellos que quieran hacerlo antes de comer, y entre las 16.30 y las 17 horas, para los que lo hagan después. Los coches que hayan subido antes de las 8.30 horas de la mañana y no retornen en estas dos franjas horarias deberán hacerlo ya después de las 19.30 horas, cuando baja el último de los autobuses del plan. Esta medida no afectará a los vehículos autorizados, que por lo general son de trabajadores del Parque Nacional y de pastores con ganado en la zona.

Otro de los aspectos que se va a mejorar a partir del próximo año es el de la información que se ofrece al usuario. Para ello se prevé la emisión a bordo de los autobuses de una grabación con información de relevancia sobre el enclave, el Parque Nacional y otros recursos turísticos de Cangas de Onís y su entorno como puede ser, por mencionar solo uno, la gastronomía.

Tras la reunión el alcalde de Cangas de Onís, el popular José Manuel González, aseguró que en la actualidad «nadie pone en duda que el Plan de Transporte es necesario, y lo es cada vez más», por lo que el regidor entiende que mejoras como las anunciadas ayer son positivas. «Cangas de Onís, los Lagos y Covadonga son de las zonas más visitadas de Asturias y tienen que ser tratadas con cariño», recalcó el alcalde cangués.