El Comercio

El fin de la campaña de verano eleva un 20% la tasa de paro en el Oriente

Un hombre accede a la oficina que el Servicio Público de Empleo tiene en Llanes.
Un hombre accede a la oficina que el Servicio Público de Empleo tiene en Llanes. / E. C.
  • Llanes y Ribadedeva son los concejos más afectados al aumentar el desempleo en ellos más del 34% en el último mes

Con el final del verano llega el finiquito para muchos trabajadores temporales, sobre todo, en el sector servicios que acapara la mayor parte de la actividad en los concejos del Oriente asturiano. En el último mes, la tasa de paro ha repuntado una media del 20,10% en la zona. Llanes y Ribadedeva son los municipios más castigados, donde el desempleo ha aumentado un 34,81% (252 parados más) y un 34,57% (28 demandantes más), respectivamente, durante el pasado mes de septiembre. Le siguen Parres (30,45%), Colunga (29,41%), Cabrales (25,51%), Ponga (22,22%), Ribadesella (21,74%), Cangas de Onís (19,79%), Peñamellera Baja (19,32%), Amieva (17,95%), Peñamellera Alta (11,43%), Caravia (9,09%) y Piloña (7,91%). Por el contrario, Onís es el único concejo que ha visto reducirse su lista de personas desempleadas. Cuenta con una menos que hace un mes.

Sin embargo, en comparación al mismo periodo del 2015, el desempleo ha caído un 11% en los concejos de la comarca. El número total de desempleados al finalizar septiembre es de 3.361 personas, 344 inscritos menos en las listas del Servicio Público de Empleo (Sepepa) que hace un año.

Por sectores, es el de los servicios, más vinculado al turismo, el que aglutina a la mayor parte de la población desempleada al acaparar un 72,53% de la tasa de paro. Sólo en Llanes, este gremio concentra a 730 de los 976 parados registrados. En menor medida, la construcción sumó 454 personas, un 13,5%, a las listas del desempleo en septiembre. El resto proceden de la agricultura y pesca, así como de la industria. Por otro lado, se estrenan este mes en la cola del desempleo 170 desempleados procedentes del colectivo sin empleo anterior. Este epígrafe acoge sobre todo a jóvenes.

Edad y formación

Otro dato curioso que arrojan las cifras en el Oriente asturiano es que la desocupación se ceba con quienes finalizaron la primera etapa de Secundaria. El 56,81% de los desempleados que ha dejado septiembre pertenece a este colectivo, concretamente, 2.093 personas. Por edades, el colectivo más vulnerable a englosar las listas del paro en la zona son las personas de 55 a 59 años. No obstante, en Caravia, Ponga y Peñamellera Baja baja un poco la media y el paro se concentra entre los que tienen de 50 a 54 años mientras que en Llanes, el desempleo afecta en mayor medida a los ciudadanos de 45 a 49 años. Por el contrario, en Ribadesella, Parres y Piloña la falta de trabajo se cierne sobre la población más joven, de 35 y 39 años.

El perfil medio del parado en la comarca es el de un varón, mayor de 55 años, con estudios de primera Etapa de la ESO y procedente del sector servicios.