El Comercio

El Consistorio llanisco suspende de sus funciones al inspector y a un agente de la Policía Local

Agentes de la policía llanisca y miembros de Usipa y el Sipla, el 3 de octubre registrando la denuncia.
Agentes de la policía llanisca y miembros de Usipa y el Sipla, el 3 de octubre registrando la denuncia. / J. LL.
  • Al jefe se le aparta por un presunto «mal funcionamiento» del servicio y a su subordinado por «desobediencia jerárquica»

El gobierno de Llanes ha suspendido provisionalmente de sus funciones al inspector de la Policía Local de Llanes y al agente con el que tuvo el enfrentamiento el jueves 29 de septiembre cuando, supuestamente, el policía amenazó de muerte a su superior, motivo por el que el jefe policial deunció los hechos en el juzgado de Llanes y dio parte en el Ayuntamiento.

El lunes siguiente, 3 de octubre, representantes de los sindicatos Usipa y Sipla presentaron sendas denuncias en el registro municipal en las que enumeraban una serie de supuestas irregularidades cometidas por el inspector como eran la no realización de un inventario sobre necesidades en materia de uniforme, la ausencia de las dos prácticas de tiro reglamentarias anuales o destinar a un solo agente a cubrir turnos enteros tanto en Llanes como en Posada, entre otra serie de presuntas irregularidades.

Los dos sindicatos también acusaron al jefe policial, en una rueda de prensa que ofrecieron el 4 de octubre, de dar «ordenes arbitrarias» y aseguraron que los agentes estaban sufriendo «acoso laboral» por parte de su superior, algo que el inspector negó tajantemente y manifestó que el único acoso laboral que percibía era el que estaba sufriendo él mismo por parte de una serie de integrantes del cuerpo policíal llanisco.

Desde el Ayuntamiento se explicaba ayer que, tras haber abierto una investigación la pasada semana a raíz de los hechos denunciados por Usipa y el Sipla, se ha decidido suspender provisionalmente de sus funciones al jefe de la Policía Local «por un mal funcionamiento del servicio y al agente por desobediencia jerárquica». Esta suspensión tiene carácter provisional mientras se investiga tanto la denuncia de los sindicatos como otras dos presentadas las pasadas jornadas y que han motivado la apertura de expedientes de información reservados.

Solucionar el conflicto

«La decisión ha sido adoptada en el ámbito de la investigación y de manera preventiva para evitar nuevos enfrentamientos, en tanto en cuanto se recopilan todos los datos que posibilitarán tomar una decisión ajustada al alcance y la trascendencia de lo ocurrido. Desde el equipo municipal de gobierno, se pretende además que sea éste el primer paso para poder solucionar de manera definitiva la grave problemática existente en el seno de la Policía Local, surgida hace ya más de una década, y que en ningún caso debe repercutir mermando la calidad del servicio que se ha de prestar a los vecinos del municipio. Se tomarán las medidas que sean necesarias, en aras de garantizar un servicio eficiente y eficaz, acorde con la gravedad de lo ocurrido y para poner fin a una situación que no se ha de permitir, bajo ningún concepto», indicaba ayer el gobierno llanisco en su comunicado.

Temas