El Comercio

La falta de reguladores vuelve a generar problemas de tráfico en los Lagos

Los vehículos volvieron a estacionar en los arcenes.
Los vehículos volvieron a estacionar en los arcenes. / N. A.
  • Las congestiones se produjeron junto al Ercina al llenarse el aparcamiento de La Tiese y no haber nadie para controlar el acceso de los coches

La ausencia de controladores del Parque Nacional volvió a generar ayer problemas de tráfico en el entorno de los Lagos de Covadonga. La importante presencia de visitantes estos días en Asturias, buena parte de ellos llegados del País Vasco, sumado al día soleado, hizo que muchas personas decidiesen pasar la jornada en el enclave protegido.

Aunque hosteleros del entorno de Covadonga apuntaban que, pese a que fueron muchos los coches que ayer subieron a los Lagos, la cantidad no parecía ser suficiente para que se generasen problemas de tráfico en este espacio protegido, la falta de personal del Parque Nacional para regular el paso de vehículos hizo que muchos conductores subiesen hasta el Ercina para tratar de estacionar sus coches en el aparcamiento de La Tiese. El problema fue que este parking con capacidad para cerca de medio centenar de vehículos se llenó poco después del mediodía. Los coches acabaron estacionando en el arcén del vial, haciendo aún más estrecho el camino, y se volvieron a generar problemas de circulación en este punto como ya sucedió el pasado viernes y en anteriores jornadas de septiembre.

El fin de semana no se produjo esta situación ya que el Parque Nacional destinó a un puñado de sus trabajadores a regular el tráfico ya desde la rotonda de Covadonga, de forma que el sábado en cuanto se llenaron los aparcamientos de Buferrera y La Tiese se cortó el paso en esta glorieta hasta que volvieron a quedar espacios libres para aparcar en el lugar más visitado de todos los Picos de Europa.

También el sábado acudió a Cangas de Onís la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente. Belén Fernández anunció allí la ampliación del periodo de aplicación del Plan de Transportes a partir del próximo año, que estará en servicio del 1 de julio al 15 de septiembre, además de nueve días durante la Semana Santa. En total se incrementa en un 45% las jornadas que funcionará este servicio de lanzaderas al espacio protegido.

Aspecto a mejorar

Pero esta ampliación de las fechas del Plan de Transporte no evitaría problemas de tráfico en el entorno de los Lagos como los que se registraron ayer 10 de octubre y el viernes 7, por citar solo dos días a los que no afectará la ampliación del periodo de aplicación del Plan. La propia Belén Fernández apuntó el sábado en Cangas que, desde el Principado, «se quieren mejorar los servicios de control del acceso con personal del Parque Nacional para evitar los atascos en los periodos en los que no haya Plan de Transporte». Reconoció que es un aspecto sobre el que se debe trabajar y añadió que «hay fechas en las que la labor de los informadores del Parque es especialmente importante» para evitar problemas de tráfico en el lugar más visitado del espacio protegido.