El Comercio

Ribadesella denuncia destrozos varios provocados en el Espacio Joven

Algunos chavales han roto varias sillas del Espacio Joven.
Algunos chavales han roto varias sillas del Espacio Joven. / FOTOS DE JUAN LLACA
  • El Ayuntamiento amenaza con expulsar a los adolescentes que no cumplan las normas de convivencia de este equipamiento juvenil

El Ayuntamiento de Ribadesella ha denunciado ante la Guardia Civil los destrozos causados por un grupo de menores en el Espacio Joven de la villa y amenaza con expulsar del equipamiento a quienes no cumplan con las mínimas normas y reglas de comportamiento social y convivencia establecidas para el mismo.

Según explicó María José Bode, concejala de «ducación y responsable también del Plan Local de Infancia, los problemas comenzaron al final del verano, cuando el espacio aún seguía cerrado por vacaciones. Durante ese tiempo, el Ayuntamiento de Ribadesella mantuvo activado el servicio wifi para que los adolescentes pudieran conectarse con sus dispositivos móviles.

En ese punto de conexión libre y gratuita se concentraron durante el verano diferentes pandillas hasta que comenzaron los problemas. En primer lugar solo se trataba de basura acumulada, pero más tarde llegaron las gamberradas. Entre estas últimas, el acceso al interior de La Casina, sede del archivo municipal y el vaciado de uno de sus extintores por todo el entorno, interior y exterior de la dependencia. «Pero además, se meten con los vecinos mayores, tocan los timbres y hay un grupo que da bastante guerra», censuró la concejala.

Ante estos hechos, el Ayuntamiento de Ribadesella decidió cortar el servicio wifi. La respuesta fue inmediata. Al día siguiente aparecieron pintadas en la Casa de Cultura y todo tipo de papeles insultando a la concejala. «A mí me llamaban de todo, pero también amenazaban con ensuciar más la zona si no les dejábamos el wifi encendido», añadió María José Bode. El servicio se restableció una semana después, con la reapertura de Espacio Joven a mediados del mes de septiembre.

«No aceptan las órdenes»

Pero no todo acabó ahí. Retomadas las actividades del centro, comenzaron los enfrentamientos con la monitora responsable de los talleres que allí se imparten. «Hay críos que no aceptan las órdenes que ésta les da y deciden manifestar su descontento rompiendo sillas, rajando cojines o levantando molduras», añadió Bode. Al final, algunos de estos hechos fueron denunciados a la Guardia Civil, que al parecer tiene identificados a algunos de los menores. «Es lamentable que un espacio creado con tanta ilusión para dar respuesta a una demanda de la sociedad y de los propios críos acabe de esta manera, así que hay que tomar cartas en el asunto», añadió la concejala. El Consistorio ha decidido expulsará de este equipamiento a quienes no cumplan con las mínimas normas de comportamiento.

Por otro lado, este lunes entraba en servicio el nuevo Espacio 6-12 inaugurado la semana pasada en la Casa de Cultura. Lo hizo con los primeros talleres infantiles de la temporada dirigidos a niños y niñas de cuatro años en adelante. Los talleres se organizarán de lunes a jueves en el horario de 16 a 17.30 horas. A su vez, todos los niños de seis a doce años que lo deseen pueden disfrutar del espacio y sus instalaciones una vez concluyan los talleres, haciendo uso de los juegos de mesa o de la librería de literatura infantil que tienen en el mismo local. Los menores de seis años también se pueden quedar en el Espacio 6-12 siempre que estén acompañados de un adulto.