El Comercio

Broche de oro para el bando de la Guía

La procesión de la Guía, en Llanes, cruzando la plaza Parres Sobrino hace varias décadas.
La procesión de la Guía, en Llanes, cruzando la plaza Parres Sobrino hace varias décadas. / B. V. G.
  • Hoy comienzan los actos previos a la Coronación Canónica de la Virgen llanisca

Después de tantos meses dándole forma, el bando de la Guía de Llanes celebra desde hoy el evento que pone el broche de oro a una edición de las fiestas muy especial. Este sábado día 15 de octubre tendrá lugar la Coronación Canónica de la Virgen. Se trata de un rito que tiene como principal objeto ensalzar la devoción por una advocación mariana. El interés y la tramitación para conseguirlo comenzó hace ocho largos años. En el camino, lento y complejo, se tuvieron que demostrar una serie de requisitos, como por ejemplo la antigüedad de la imagen, que no podría ser menor a medio siglo, o la existencia de favores concedidos.

Pero sin duda alguna, el que menos costó probar fue el de contar con una devoción demostrada. Solo fue necesaria la presencia de representantes del Arzobispado de Oviedo en una de las últimas ediciones de la celebración, para constatar que el sentimiento que provoca la Guía en llaniscos y forasteros va más allá de los límites religiosos. Y por este motivo, durante los actos festivos del pasado 2015, fue el párroco de Llanes, Florentino Hoyos, quién anunció definitivamente que en este 2016 se llevaría a cabo la coronación.

La casualidad quiso que la celebración coincida además con la conmemoración del quinto centenario de las fiestas de la Guía de Llanes, una fecha que se lleva celebrando durante todo el año con charlas, exposiciones y otros eventos especiales. Este es por tanto «el mejor colofón» para un año más que especial. Así lo valora el presidente del bando, David Prada, que evidencia que desde la directiva «no se puede aspirar a más en el ámbito religioso».

Son muy pocas vírgenes las que han sido destacadas con una coronación en Asturias y, por ello, Prada insiste en que «este acto no será algo relevante solo para el bando de la Guía, sino que será un hecho histórico para todo el concejo de Llanes». Y como la ocasión lo merece, se ha querido perfilar un programa de actos que rompan totalmente con las celebraciones tradicionales de la fiesta reina del mes de septiembre en la villa. La principal novedad será el recorrido de la procesión. La imagen de la venerada, que ya descansa en la basílica, será trasladara hasta su capilla en una peregrinación que la llevará a transitar por la calle principal, cruzar el puente y llegar a la plaza de Las Barqueras, por donde accederá al paseo de San Antón. Allí avanzará hasta la representación de 'La Muyerina', donde tendrá lugar la tradicional mirada al mar de la Guía, con la interpretación de la Salve. La imagen será guiada posteriormente hasta el barrio Bustillo para poner rumbo finalmente hacia el campo de la capilla. «Será un recorrido histórico, que no se repetirá jamás, y para el que los vecinos están preparando alfombras de flores y otras ofrendas para la Virgen», narra el presidente.

Tres misas y rosarios

A mediodía, se celebrará una misa en la basílica presidida por el arzobispo de Oviedo y, posteriormente, arrancará la citada procesión. Una vez terminada la peregrinación por las calles de Llanes, los actos finalizarán con la interpretación de la Danza de Arcos.

Pero las celebraciones comenzarán esta misma tarde. A partir de las 19 horas arrancará un triduo en la basílica llanisca, con rezo del Rosario y misa también mañana jueves y el viernes. En esta última eucaristía la banda sonora correrá a cargo de la Escolanía de Covadonga, que además de participar en la misa ofrecerá después un concierto. Un amplio programa religioso que pasará a formar parte de la historia del bando y de todos los llaniscos, ya que se espera la presencia multitudinaria de asistentes.