El Comercio

«La Mancomunidad está en disolución a raíz de la actitud de PP y Foro»

Última sesión plenaria de la Mancomunidad celebrada hace unas jornadas en Cangas de Onís.
Última sesión plenaria de la Mancomunidad celebrada hace unas jornadas en Cangas de Onís. / E. C.
  • El presidente del ente recuerda que el proceso de liquidación se aprobó cuando concejos gobernados por la derecha «dijeron que iban a abandonar»

El presidente de la Mancomunidad de Concejos del Oriente de Asturias ha recordado que el organismo se encuentra en proceso disolutivo «a raíz de la actitud de los ayuntamientos de PP y Foro». Y es que el socialista Emilio García Longo, ausente en la última sesión plenaria, ha trasladado su intención de «ser consecuentes y serios con las decisiones que están tomadas y son constatables». Todo ello lo declaraba en respuesta a varios ayuntamientos de Foro y PP, que amenazaban en el último pleno de carácter extraordinario con desvincularse definitivamente el ente supramunicipal si «en un plazo máximo de un mes no se pone sobre la mesa una hoja de ruta para el cierre definitivo del organismo».

El presidente comparte este interés, pero recuerda que «lo único real que existe ahora es un acuerdo unánime de disolución, que se toma a raíz de que algunos ayuntamientos del PP y de Foro dicen que van a abandonar la Mancomunidad». «Lógicamente, si los concejos de la derecha quieren abandonar, los socialistas, que en este momento estamos bastante dispersos geográficamente, no tendría sentido que continuásemos», razona. Es por ello que opina que es «cuanto menos sorprendente» que foristas y populares «cuestionen el proceso, porque la junta de gobierno es de consenso y estamos representados todos los partidos -PSOE, PP, Foro y VxLl- y todos somos partícipes de la misma información».

Sobre el futuro de la entidad comparte que se trata de un asunto «que hay que solucionar» y adelanta García Longo que «la próxima semana voy a convocar una reunión de la junta de gobierno». «No tiene sentido que esta situación se prolongue, pero insisto, las decisiones se toman por unanimidad y las actas están ahí», matiza.

Pero fuera de esta aclaración, el también alcalde de Parres destaca el hecho de que existen compromisos -algunos no escritos- que «también se deberían respetar». Uno de esos pactos ha pasado desde el principio por no sacar rédito político de esta disolución. «No tiene sentido hacer política en un tema como este, cuando ya está en disolución, que está aprobada por unanimidad, y estamos en un fase de comisión liquidadora. Espero que esto se mantenga y, si no se quiere mantener, que se diga públicamente», defiende el regidor parragués. «Lo que no se puede hacer», bajo su punto de vista, es que «a los cuatro días de tomar acuerdos vengan diputados a posicionarse en sentido contrario». El presidente de la mancomunidad espera que en los próximos meses se consiga «ordenar, desbloquear y zanjar» este asunto «de una vez por todas».

La propiedad del matadero

Y la solución pasa por esclarecer todo lo que concierne al matadero comarcal, ubicado en la localidad canguesa de Margolles. A pesar de haberse aprobado la supresión del servicio, que gestionaba la Mancomunidad, y la rescisión del contrato de explotación -cuya empresa adjudicataria lleva casi dos años trabajando de manera irregular-, el principal problema lleva meses siendo la falta de claridad en cuanto a la propiedad de las instalaciones del macelo.

García Longo asume que se trata de «un asunto muy complejo», entre otras cosas porque «la propiedad del inmueble está un poco en el aire». Ante el silencio administrativo tanto del Principado como del Gobierno estatal, los ayuntamientos que forman el ente supramunicipal subrayan la existencia de «vacíos legales» que impiden desbloquear este aspecto, teniendo en cuenta además que en el ámbito competencial, la reforma de la Ley de Administración Local perjudica en este asunto a las entidades locales. «Al final lo que pensamos que se nos está diciendo es, gestiónese de forma privada», evidencia el presidente. «Habrá que buscar la solución que sea, pero una rápida, y en eso creo que estamos de acuerdo», apuntó.

Ante la posibilidad de volver a darle contenido en lugar de disolver la Mancomunidad, tal y cómo se llegó a comentar en ese último pleno, García Longo pide «seriedad». «Si hay un cambio de postura, que se presente una propuesta y se estudiará, pero lo real es que estamos en proceso de disolución».