El Comercio

El Principado accede a mejorar la seguridad en la carretera de Bricia regulando la velocidad

La Consejería de Infraestructuras estudiará medidas para mejorar el cruce entre Piedra y Quintana.
La Consejería de Infraestructuras estudiará medidas para mejorar el cruce entre Piedra y Quintana. / J. LL.
  • La Consejería de Infraestructuras y el Ayuntamiento intervendrán también en tramos de Piedra, Posada, Barro y Niembro

La Consejería de Infraestructuras del Principado de Asturias ha accedido a atender las reivindicaciones que, desde hace tiempo, vienen realizando tanto los vecinos de Bricia como el Ayuntamiento de Llanes para la adopción de medidas de seguridad en cuanto al tránsito de peatones en la carretera LLN-11 a su paso por la localidad de Bricia. Técnicos de este departamento y del propio Consistorio se personaban ayer en el tramo para perfilar los detalles del proyecto, que se desarrollará a partir del mes de noviembre.

Este tramo, muy transitado como vía de unión entre la autovía del Cantábrico y los Picos de Europa, está considerado como peligroso a causa de la velocidad que alcanzan los vehículos. En los últimos años ha registrado atropellos de peatones y otros accidentes. En la visita de ayer se concretaron, por tanto, las mejoras a realizar próximamente y con las que se espera incrementar la seguridad y acabar con la peligrosidad de estos kilómetros.

El paquete de medidas incluye la creación de un paso sobreelevado, la correspondiente señalización informando de la existencia del mismo y la colocación de indicadores luminosos. Además, se estudiará la posibilidad de crear un reductor de velocidad tipo lomo de burro y la limitación del tramo a 30 kilómetros por hora.

Por otro lado, la concejala de Urbanismo, Marián García, y los técnicos regionales estuvieron en otras zonas en las que la consejería también tiene previsto actuar. Entre los proyectos planteados se prevé una colaboración para la creación de dos pasos de cebra: uno sobre la carretera AS-263 entre Bricia y Posada y otro en las inmediaciones de un supermercado en la calle principal de esta misma localidad, en la carretera AS-115, en dirección a La Robellada (Onís).

También se estudiarán medidas para aumentar la seguridad en la salida de Piedra al llegar a Quintana, para incorporarse a la carretera AS-263. En Barro, se pondrán más reductores de velocidad en las carreteras y un paso de cebra coincidiendo con los accesos a las playas y las inmediaciones de un camping. Y, por último, en Niembro se creará otro paso de cebra para facilitar el tránsito peatonal y el acceso a la senda costera.