El Comercio

Premio a 500 años de devoción

Premio a 500 años de devoción
  • La Virgen de la Guía será coronada hoy en Llanes por el arzobispo de Oviedo

Mantener el culto y la devoción durante 500 años tiene recompensa, convertida a veces en premio extraordinario, como el que van a recibir hoy los vecinos de Llanes y más concretamente aquellos que son simpatizantes de la Virgen de la Guía, con motivo de su Coronación. La jornada se inicia hoy, a las 10 horas, con una suelta de potentes voladores y una hora más tarde pisará las calles de la villa la banda de música de Pola de Laviana. A mediodía, tendrá lugar la misa solemne en la basílica, presidida por Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo, y en el transcurso de la eucaristía llegará el esperado momento de la Coronación de la Virgen de la Guía, una secuencia más de la vida de María, cuyo relato empezó a ser divulgado en el siglo II por San Melitón, obispo de Sardes, una localidad ubicada en Asia Menor.

Una vez que concluyan los actos en el interior de la basílica, hacia las dos de la tarde, comenzará una procesión por las calles Mayor, Mercaderes y Las Barqueras y su prolongación, en dirección a San Antón. Allí, junto al monumento a la Madre del Emigrante, la imagen de la Virgen de la Guía será orientada al mar para recordar a marineros y vecinos ausentes. La comitiva regresará por las calles del Marqués de Argüelles, Ribadedeva y Cabrales, para tomar dirección a la capilla que le sirve de morada a lo largo del año, donde los niños interpretarán la Danza de Arcos. La Policía Local adelantaba ayer que en todas esas calles quedará prohibido el estacionamiento de vehículos.

Se espera que los actos del interior de la basílica y la posterior procesión resulten «multitudinarios». Así se expresaba David Prada, presidente de la comisión de fiestas, quien valoraba que tienen anunciada su presencia en Llanes «devotos de la Virgen de la Guía que residen en toda España, otros llegados desde localidades europeas y algunos que acuden desde México».

Final del triduo en la basílica

En la tarde de ayer finalizaba el triduo, tres eucaristías durante tres días, en honor a la Virgen de la Guía. La última misa en la basílica fue oficiada por Florentino Hoyos, párroco de Llanes, y la función religiosa contó con el acompañamiento de las cuarenta voces que forman la Escolanía de Covadonga, bajo la batuta de su director, Jorge de la Vega Laria, y con acompañamiento del organista Fernando Álvarez Menéndez.

Al término de la misa, los chicos del coro ofrecieron un aplaudido concierto en el que interpretaron Beate Virgo; Most Holy Mother; el Ave Verum, de Karl Jenkins; y los Ave María de Caccini y Hamilton.

Durante su homilía, bajo el epígrafe 'María Reina Asunta al Cielo', Hoyos puso en valor los 500 años de culto a la Virgen de la Guía en Llanes, recordó que la Virgen María es la patrona de la parroquia y consideró muy importante la misión cristiana de los llaniscos, «alentados por la presencia de María».

El Barriu Bustillo se prepara

Por primera vez en la historia, la procesión de la Guía pasará por las calles del Barriu Bustillo y los vecinos llevan días «preparando un gran recibimiento a la Virgen, el que para nosotros se merece», según explicaba ayer Pedro Morán Sobero, presidente de la Asociación de Vecinos del Barriu Bustillo Llanes-Este.

A primeras horas de la mañana de hoy, los lugareños van a colocar una alfombra floral de más de 200 metros de larga, que cubrirá por completo el suelo de las calles Ribadedeva y Cabrales, así como el entronque de las vías Gutiérrez de la Gándara y Marqués de Argüelles. A la entrada de la barriada, ya ondeaba ayer una gran pancarta en la que se puede leer: «Bienvenida, Virgen de Guía, al humilde barriu de pescadores y obreros que nació a tus pies».

Al final de la calle Ribadedeva presentarán «un puente con una maqueta a gran escala de la capilla». Y por la tarde, cuando todo haya terminado, los residentes en el barriu y sus invitados, darán vida a un festival folclórico, con gaita y tambor.