El Comercio

Vecinos decidirá el lunes en asamblea si apoya los presupuestos llaniscos

  • El alcalde no ha hecho público el informe que analiza posibles errores en las cuentas elaboradas por Foro, que ha tenido un coste de 10.000 euros

La agrupación Vecinos por Llanes decidirá este próximo lunes 17 de octubre en asamblea si apoya los presupuestos de este 2016, elaborados por la concejala de Hacienda (Foro) y sobre los que el alcalde ha encargado un informe para analizar posibles errores existentes. Un documento que, según indicaba el jueves pasado, iba a llevar ayer a la comisión informativa previa al pleno de presupuestos, a la que no asistió. El regidor, Enrique Riestra, indicaba ayer que el citado informe «debe ser analizado en profundidad antes de hacer público su contenido», y explicaba que «lo que vamos a hacer es llevarlo a la próxima asamblea, con las posibles subsanaciones, y una vez que se exponga, como órgano soberano, ésta decidirá».

La postura de la agrupación, por tanto, sigue en el aire a pesar de que el concejal Alfonso Miyares se posicionaba en contra de todos los puntos sometidos a votación en la citada comisión informativa de ayer. El primer edil llanisco afirmó que «como alcalde, la intención y la voluntad es exponer el asunto de los presupuestos en función de lo que diga el informe». «Yo quiero que las cosas sean legales, si en su análisis la legalidad se cumple habrá que dar el siguiente paso», añadió.

El documento en cuestión, elaborado por una asesoría externa sin vinculación a ninguno de los grupos municipales, ha tenido un coste para las arcas públicas de «algo más de 8.000 euros», en boca de Riestra. Una cifra que ascendería hasta los 10.000 al sumarle el IVA y que «por supuesto, va a pagar el Ayuntamiento». «El informe costó lo que venían a ser dos sueldos del anterior arquitecto municipal», comparó el alcalde.

En su justificación para haber requerido este análisis de unas cuentas que, en boca de los concejales de Foro y PP que forman el cuatripartito llanisco «han analizado los expertos jurídicos de nuestros partidos», Riestra destacó que este no era «un tema de partido» sino «de Alcaldía». «A la Alcaldía en un momento dado se le puso una duda razonable encima de la mesa y, como alcalde, con prudencia me bajo del autobús y digo 'vamos a pedir una explicación, que nos informen sobre todas estas dudas que se están viendo', porque la decisión tendrá que tomarse cuando estén aclaradas».

Respecto al coste del estudio, el regidor lo describe como «una inversión». «A los llaniscos nos cuesta el Kaype, los 475.000 euros que se pagó a un arquitecto municipal, que se cambie la luz y no se sepa si hay un interés público o no, etcétera. Lo que no queríamos ahora es que a los llaniscos no les siguiera costando dinero algo que se pone en duda si es legal. Creo que esto es un documento contundente en el que tienen que estar todas las vías resueltas», zanjó. Y además también comparó este gasto con el 'caso Kaype'. «Si en relación al Kaype se hubiese parado para analizar, preguntar y revisar la legalidad, no tendríamos un lastre encima de 15 millones de euros. Que la gente elija si es mejor esa cantidad o los 8.000 que pagamos por esta consulta».

Enrique Riestra subrayó que el colectivo al que pertenece, Vecinos por Llanes, «tiene otras muchas más cosas en las que pensar además de en los presupuestos». «Siempre habrá diferentes opiniones y será la asamblea la que refrende la posición. Esa es la novedad hoy por hoy en Llanes».

Respecto a la posibilidad de plantear una postura contraria a la de Foro y PP en el debate presupuestario, el primer edil espera que «no haya consecuencias políticas en el equipo de gobierno si Vecinos no aprueba estos presupuestos». «Tenemos que empezar a comprender que, a todos los niveles, la política comienza a ser diferente, hay que aceptar otras posturas». Por último, el alcalde de Llanes asumió que las dudas en torno a las cuentas de 2016 «fueron algo extemporáneo» aunque añadió que se plantearon «con tiempo suficiente para darte cuenta de que tienes que preguntar para evitar que las consecuencias sean peores».

«No hay irregularidades»

Por su parte, los representantes de Foro y PP, Marián García de la Llana y Juan Carlos Armas, salieron de la comisión informativa -a la que también asistieron dos ediles del PSOE que decidieron abstenerse en todas sus votaciones- contrariados ante el papel interpretado por Alfonso Miyares. «Lo lógico en una comisión puede ser abstenerse, sobre todo si tienes pensando preguntar posteriormente a tu partido, pero no votar en contra como ha hecho él». Los concejales confirmaron que el vecinista «planteó que la celebración del pleno de presupuestos era ilegal», cuando «nosotros como concejales tenemos derecho a convocar el pleno y tiene que celebrarse». De la Llana, responsable directa de la elaboración del presupuesto, destacó que «mi obligación era darle forma y llevarlo a debate, algo que se va a hacer». A partir de ahí, indicó, «si no salen adelante, las consecuencias derivadas, que las habrá, serán responsabilidad de otros».

Respecto al informe, que admitieron que «al Ayuntamiento no llegó oficialmente», solo conocen «la última página, que es la que se llevó a comisión» y adelantan que «no habla de irregularidades sino de pequeños errores que, como advertimos, se pueden pulir en el periodo de alegaciones».