El Comercio

El alcalde de Llanes apoya mantener el pacto porque «hay un camino común»

Los tres ediles de Vecinos por Llanes, entre ellos el alcalde, votando en el pleno del pasado miércoles en contra de los presupuestos.
Los tres ediles de Vecinos por Llanes, entre ellos el alcalde, votando en el pleno del pasado miércoles en contra de los presupuestos. / N. A.
  • Enrique Riestra considera que la democracia prevaleció en el pleno donde se aprobaron los presupuestos de 2016 «porque cada partido votó como quiso»

Con los presupuestos del 2016 aprobados después de un intensísimo pleno en el que el propio alcalde de Llanes y los otros dos concejales de Vecinos por Llanes votasen en contra de los mismos, Enrique Riestra hacía una valoración sobre el nuevo escenario abierto en el Ayuntamiento. «La situación sigue siendo la misma. Ayer -por el miércoles- prevaleció la democracia. Decir que todo va a explotar, difiere mucho de la realidad», indicaba.

«Cada uno de los partidos políticos votó como quiso. En el caso de nuestra agrupación, la asamblea decidió votar en contra. Pero yo tengo muy claro cuáles son los objetivos y algo muy grave tiene que pasar para cambiarlos», exponía el regidor. Su compañero Alfonso Miyares expuso que, a título personal, se plantea «seriamente» el poner sobre la mesa de la asamblea la posibilidad de romper el pacto de gobierno del cuatripartito. De llegar a debatirse esta cuestión, Riestra destacó que no apoyaría esa ruptura «porque hay un camino esperanzador por delante y muchas cosas por hacer. Es el momento de reflexionar».

Habiéndose aprobado la criticadas cuentas y sobre la posibilidad de que la asamblea de Vecinos por Llanes decida actuar contra las mismas, el alcalde prefirió «no hablar de futuribles». «Es una organización que tiene unos estatutos, los cuales hay que respetar en tiempo y forma. El pleno manda, los presupuestos están aprobados y aún queda el periodo de exposición pública para presentar alegaciones», sumaba Riestra. No se metió en deficiencias ni irregularidades, pero considera que las formas de elaborarlos «son mejorables, aunque en ningún momento ha habido ninguneo por parte de los otros partidos».

El edil de Vecinos por Llanes Alfonso Miyares tildó la postura de sus dos compañeros de agrupación, el alcalde y la concejala de Cultura Marisa Elviro, de «conservadora» y prefirió hablar en primera persona. «Hay un claro desencuentro sobre el que hay que debatir», explicaba. «Desconozco si se denunciarán o no los presupuestos, pero sigo diciendo que presentan irregularidades. Lo dice la Sindicatura de Cuentas y el interventor. La contabilidad tiene que reflejar la imagen fiel de la institución y tiene que ser impecable», sumaba. A su vez indicó que no entiende cómo el alcalde pudo firmar la liquidación de las cuentas de 2015 que también presentaban errores.

Dijo ante los medios de comunicación que viendo el rumbo del gobierno municipal, «me planteo seriamente el romper el pacto». «Hay que ser congruentes. Llevamos quince meses así y es hora de valorar. Quizá nos hemos equivocado y nuestro lugar está en la oposición».

Por su parte, la teniente de alcalde, Marián García de la Llana (Foro) agradecía ayer la abstención de los socialistas, que permitió dar luz verde a las cuentas que ella, como concejala de Hacienda, elaboró. El alcalde llanisco también acercó posturas con el PSOE y abrió la puerta a una «convivencia sana con gente que puede o no pensar como tú». «Seguimos trabajando. Hubo un desencuentro a la hora de votar, pero si no hubiesen salido adelante los presupuestos, habría serias consecuencias de las que respondería el Ayuntamiento. Estoy satisfecha porque se al cien por cien que son legales, indicaba la De la Llana.