El Comercio

Onís proyecta una residencia para mayores en Tullidi con 24 plazas

la nueva residencia se construirá al fondo, anexa al edificio de Servicios Múltiples de Tullidi.
la nueva residencia se construirá al fondo, anexa al edificio de Servicios Múltiples de Tullidi. / NEL ACEBAL
  • El alcalde afirma que las obras de la depuradora empezarán en noviembre tras acumular ya veinte meses de retraso debido a las expropiaciones

Los mayores del concejo de Onís están de enhorabuena. El ayuntamiento ultima la tramitación del proyecto para construir la primera residencia de ancianos del concejo. Y no dependerá del ERA sino que la idea del edil oniense, José Manuel Abeledo, es sacarla a concurso y que la construcción y gestión del equipamiento sea privada. Con el proyecto arquitectónico ya redactado, a cargo de la firma gijonesa Dolmen, la residencia se situará anexa al actual centro de Servicios Múltiples Hermanos Álvarez Marcos, en Tullidi.

Será un edificio de nueva construcción y de una sola planta. En total, se prevén 12 habitaciones dobles, todas ellas con terraza, en una ala nuevo del edificio. Tendrá capacidad para 24 usuarios y, según prevé Abeledo, supondrán la creación de una decena de puestos de trabajo. El proyecto, que ya tramita el Ayuntamiento, fue redactado el pasado mes de junio. «Es una de las instalaciones más ansiadas del concejo desde hace tiempo. Permitirá devolver a Onís a nuestros mayores que se encuentran repartidos por otras zonas de Asturias», explicó. El regidor añadió que «se encuentra en una fase muy verde aún, todavía hay que aprobar el proyecto y sacarlo a concurso antes de iniciar las obras».

Esta actuación tendrá un presupuesto de 600.000 euros y las previsiones municipales pasan porque entre en funcionamiento en 2018. «Lo que tenemos pensado es una instalación muy acorde a la zona, aprovechando que tenemos el Centro de Día. De esta forma, nuestros mayores seguirían en el concejo y más cerca de sus familias de lo que están ahora», puntualizó.

Por otra parte, el alcalde también confirmó que las obras de la depuradora darán comienzo a principios de noviembre tras 20 meses de retraso, debido a problemas con las expropiaciones de los terrenos afectados por el proyecto. Abeledo comentó que «hubo que hacer una pequeña modificación del proyecto». Los trabajos serán acometidos por la empresa Dragados S.A. y fueron adjudicados por la Consejería de Infraestructuras en 1,18 millones de euros. El plazo de ejecución es de 22 meses, por lo que si se cumplen los plazos, estaría finalizada en septiembre de 2018.

Este proyecto, impulsado desde la Junta de Saneamiento, organismo dependiente de la Consejería de Infraestructuras, permitirá dotar de saneamiento a Benia, capital del concejo, y a los núcleos rurales de Talavero y Villar. Las estimaciones realizadas apuntan a que la población beneficiada podría superar las 330 personas. La actuación incluye la construcción de una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), en Talavero, y tres bombeos, dos en Benia y uno en Villar. Las obras incluyen también la instalación de 1.600 metros de colector.

La estación depuradora constará de una planta de pretratamiento, tratamiento biológico (basado en una aireación prolongada), decantación secundaria y la correspondiente estabilización y secado de fangos. El alcalde recordó que «hemos pasado una década de lucha para conseguir esta obra tan importante para el concejo». Y es que, lo que persigue esta actuación a nivel medioambiental es muy importante ya que evitará el vertido de residuos al río Güeña y, después, al Sella que llevan soportando hasta ahora las aguas residuales del concejo. En las próximas semanas empezarán a llegar las máquinas y obreros a la zona.