El Comercio

Los pescadores llaniscos piden ampliar el puerto con un muelle en San Antón

El acantilado de San Antón, en Llanes.
El acantilado de San Antón, en Llanes. / NEL ACEBAL
  • Afirman que la dársena se quedó pequeña, reclaman más amarres y aplauden el inicio de los dragados reivindicando su mantenimiento anual

Los pescadores de Llanes coincidieron ayer en que el puerto pesquero les ha quedado pequeño y reclaman más puntos de amarre y la construcción de un muelle en la parte Sur, en la zona de San Antón, debajo de la estatua de la Tijerina. Según explicaron, sería la solución ideal a la falta de espacio que sufren diariamente, los embistes que provoca el oleaje en sus embarcaciones y resolvería las actuales dificultades que tienen en la actualidad para maniobrar debido al gran número de embarcaciones que se concentran muchas veces en un espacio tan pequeño.

«Están viniendo muchos barcos de Comillas, Castro Urdiales y otros puntos a rular aquí, y ahora, en invierno, estamos teniendo muchos problemas porque hay días que no cogemos», indicó el armador Alfonso Díaz. Y lo ratificó el patrón mayor, Ángel Batalla. «Ya le planteamos este proyecto a Puertos y nos dijeron que no sería mala idea. Puede ser una solución viable porque estaríamos más protegidos del fuerte oleaje que sufrimos en invierno. Sería la mejor solución», dijo.

Batalla, al igual que los pescadores más veteranos del puerto, recordó que la actual dársena pesquera ya nació coja aunque fue un avance muy importante para el sector pesquero llanisco. Y es que, estaba previsto que esta actuación fuese más ambiciosa pero la falta de presupuesto limitó sus dimensiones y ahora los hombres del mar están pagando estas consecuencias en su actividad diaria. «Es difícil porque no hay fondos, pero sería muy necesario y deberían estudiarlo», indicó el presidente de los pescadores.

El sector espera ahora con agrado la llegada de una nueva draga al muelle Norte del puerto pesquero para retirar la cantidad de arenas, fango, algas y ocle acumulados en el fondo. Según explicaron, «hará falta una embarcación con retroexcavadora porque el suelo está tan duro que si mandan a 'La Nalona' no haremos nada». Precisamente, el pasado miércoles a mediodía quedó varada en el medio de la dársena la embarcación llanisca 'El Reviru' que tuvo que ser auxiliada por la falta de agua que presentaba el puerto. Afortunadamente, las maniobras de enderezamiento de la embarcación se realizaron con éxito. Su armador, Vicente de la Torre, reclamó que «lo limpien cuanto antes porque la dársena da pena, no tiene casi agua y así no hay manera. Yo ya pensé que no salvaba el barco».

Los pescadores pidieron «celeridad» en el inicio de los trabajos de limpieza del fondo del puerto para poder compatibilizar su actividad. Según Díaz, la draga ocupará el muelle Norte entero así que nos veremos muy limitados mientras esté trabajando». Según dijo, «hay veces que por falta de calado perdemos tres horas en salir a faenar o entrar a puerto porque hay que esperar a que suba la marea».