El Comercio

Sandra Ibarra, el pasado mes de septiembre, en Sariego.
Sandra Ibarra, el pasado mes de septiembre, en Sariego. / S. S. M.

«Muchos focos unidos cambian el mundo, y Asturias, se involucra»

  • Sandra Ibarra Presidenta de la Fundación de Solidaridad frente al Cáncer

  • «Estamos en una crisis complicada, nos está costando mucho aunque al frente estemos gente conocida y parece que siempre nos va bien»

La modelo Sandra Ibarra lleva 20 años como «activista» frente al cáncer, una enfermedad que le sobrevino cuando superaba la adolescencia. Hoy visitará el Certamen del Gamonéu en Onís, donde tendrá un papel clave, ya que el dinero de la subasta de la mejor pieza irá destinado a su asociación.

¿Conoce el queso Gamonéu?

Aquí en Asturias he empezado a conocer tantas variedades que desconocía... Me encantan todos.

Acciones como la de Benia muestran su apoyo a la lucha contra el cáncer. ¿Reconfortan?

En este tipo de iniciativas ganamos todos, ven el trabajo que hacemos, el bien común. Nos sirven para recuperar y dar a conocer tradiciones. Venimos gente conocida y promocionamos los valores, la cultura, el lugar. Muchos focos unidos cambian el mundo. Desde la fundación intentamos sumar esfuerzos y continuar tejiendo una red que agrupe a instituciones, empresas y sociedad civil. Solo desde el trabajo conjunto llegan las soluciones.

Pueblo a pueblo, cada año suman fondos de estas iniciativas.

Poquito a poco lo vamos consiguiendo. Estamos en un momento de crisis complicado. Nos está costando mucho. Aunque a la cabeza estemos gente conocida y parece que siempre nos va bien, nosotros necesitamos igual que todos. Desde hace dos años vemos que se vuelve a animar el número de acciones. Las empresas nos vuelven a dar fondos, se ponen en contacto. A finales de año, ofreceremos cifras.

¿Qué labor hace la fundación?

Tenemos en marcha 12 programas, el deporte con cáncer, la nutrición, talleres para pacientes, son solo algunos. Pero trabajamos principalmente la investigación, a través de la concesión de becas, y la prevención, concienciando a las mujeres de hacerse la revisión anual. Gracias a estas medidas reducimos en un 90% las posibilidades de sufrir la enfermedad. También es importante fomentar hábitos saludables, el ejercicio y una alimentación sana.

Tienen ya varias delegaciones regionales.

Son sedes naturales, intentamos no tener oficinas para gestionar todos los fondos para el desarrollo de programas e investigación contra el cáncer. Tenemos en Valladolid para Castilla y León, aquí en Asturias por Juanra (en referencia a su marido, el periodista Juan Ramón Lucas) y en Sevilla para Andalucía. Desde ahí nos trasladamos a cualquier punto donde pueda surgir una acción.

«Sois una especie aparte»

¿Asturias es solidaria?

Desde luego. Estas iniciativas' forman ya una cadena solidaria que me lleva a conocer muchos pueblos. Es una región que se involucra. Sois una especie aparte, siempre con vuestras costumbres y vendiendo bien lo vuestro, con las puertas abiertas. Pongo el ejemplo con el tema del nacionalismo, Asturias me parece un ejemplo de cómo entender que hacéis sentir a la gente como en casa.

Su marido es asturiano, ¿quizá por ello recibe más apoyo aquí?

No. Cuando venimos veo mucha gente con el lazo de la Fundación en los pueblos a los que me lleva Juanra. Son gente muy humildes, lo hacen en silencio, pero volcados. Lo sienten así y llevan el lazo.

¿El cáncer ya no es un estigma?

Todavía queda gente que lo oculta, muchos conocidos, y pasa en las zonas rurales. Es una enfermedad que se desconocen las causas. Ojalá estemos aportando ese granito con estas contribuciones para que un día leamos en EL COMERCIO que el cáncer ya tiene cura. Yo fui la única de mi planta que sobrevivió hace 21 años.

¿Le pesa la responsabilidad?

Es una mochila que sí pesa mucho cuando te dicen: Sandra me he curado gracias a ti. Son razones para seguir trabajando.