El Comercio

El mejor Gamonéu, a 3.800 euros

fotogalería

Juan Ramón Lucas; Alberto Martínez, ganador en la modalidad del Valle; Juan Carlos Rubio, gerente de la sidrería Carlos Tartiere; Sandra Ibarra, Manuel del Valle, hijo de Covadonga Fernández, ganadora del Gamonéu del Puerto, y el alcalde José Manuel Abeledo. / FOTOS: J. LLACA

  • La sidrería Carlos Tartiere, de Madrid, se adjudicó la subasta cuyo dinero se donó a la Fundación Sandra Ibarra-Solidaridad contra el Cáncer

  • 16 elaboradores despacharon 1.600 kilos de queso en el certamen de Benia de Onís

La localidad de Benia, capital del concejo de Onís, acogió ayer los actos centrales del XXXVII Certamen del Queso Gamonéu, una multitudinaria exposición a la que acudieron cuatro productores de la variedad del Puerto y doce elaboradores del Valle. Entre todos ellos presentaron 1.600 kilos de queso: 600 del Puerto, del que no quedaron ni las migajas, y 1.000 del Valle. La jornada se remató con la subasta de los quesos ganadores de cada una de las modalidades y fue la sidrería Carlos Tartiere, de Madrid, la que se hizo con las dos piezas tras llevar la puja hasta 3.800 euros, 1.200 más que en la edición anterior. El dinero obtenido en la subasta se entregó a la Fundación Sandra Ibarra-Solidaridad contra el Cáncer. La modelo y presidenta de la organización acudió a la cita acompañada de su pareja, el periodista Juan Ramón Lucas.

Los cuatro elaboradores del Puerto vendían a 38 euros el kilo, mientras que el precio del queso del Valle fluctuaba en una amplia horquilla que iba desde 25 a 32 euros. Un jurado formado por diez miembros, todos varones, decidió que el mejor queso de la variedad del Puerto era el de Covadonga Fernández, elaboradora en la majada de Gumartini. Y proclamaron como mejor Gamonéu del Valle a una pieza presentada por Alberto Martínez, titular de la quesería Priena, ubicada en la localidad canguesa de Corao. Se da la curiosa circunstancia de que, a mediodía, ambos elaboradores ya habían agotado sus existencias.

Covadonga Fernández llegó con 200 kilos fabricados en los meses de junio y julio, utilizando una mezcla de leches procedentes de vacas de la raza parda alpina, ovejas carranzanas y cabras mantrinas. Calificó el certamen de «muy bueno» y detalló que había acabado con el producto porque «muchos compradores me llevaron piezas enteras». Como principal incidencia de su estancia estival en la majada de Gumartini, señaló «al lobo, que me comió dos novillas, mientras que otras dos las tengo perdidas desde entonces». Por su parte, Alberto Martínez, que ganaba el certamen del Valle por cuarta ocasión, explicó que elabora el queso con una mezcla basada en utilizar «un 40% de leche de vaca, el 40% de cabra alpina y el 20% de oveja». Madura en la cueva de Teón y produce unos 3.000 kilos anuales.

Cuatro hombres de oro

Los actos institucionales comenzaron con la lectura del pregón, a cargo del músico tradicional Xuan Xosé Ambás, y continuaron con la entrega de los cuatro galardones del Gamonéu de Oro 2016, que recayeron en los pastores Paulino Alonso y José Antonio Posada; en el periodista Javier González Caso, y en el semanario El Fielato, recogido este último por su fundador Borja Márquez.

De forma paralela al certamen del Gamonéu, se pusieron a la venta quesos de otras variedades: Bedón, Vidiago, La Chivita, Cabrales, Peñamellera, Tres Leches de Pría, Monje y los quesucos de Liébana. Desde Cantabria acudieron los cuatro elaboradores del Picón Bejes-Tresviso, con Denominación de Origen desde 1992, que ya produce 43.000 kilos anuales. El presidente del Consejo Regulador, Luis Alberto Alles, señaló que «nuestras ventas crecen exponencialmente en Asturias porque es un tipo de queso suave, que le gusta mucho a la gente». El Picón Bejes-Tresviso está elaborado con leche cruda de vaca y dos meses de maduración en cueva.