El Comercio

El PSOE de Llanes sostiene que el pacto de gobierno continúa por miedo a perder sus sueldos

Los concejales del PSOE de Llanes durante la rueda de prensa ofrecida ayer en el Ayuntamiento.

Los concejales del PSOE de Llanes durante la rueda de prensa ofrecida ayer en el Ayuntamiento. / N. A.

  • «El alcalde dijo que no podía aceptar las cuentas por prudencia y me pregunto si lo aplicará a la hora de cobrar todos los meses», indicaba Herrero

El Partido Socialista de Llanes compareció ayer públicamente para explicar el motivo de su abstención en la aprobación de los presupuestos de 2016 y para analizar el nuevo escenario que se abre en el Ayuntamiento tras los desencuentros entre las formaciones que componen el cuatripartito. «El alcalde dijo en el pleno que no podía aceptar las cuentas por prudencia, porque contenían una serie de errores. Y yo me pregunto si esa prudencia la va a aplicar también a la hora de cobrar su sueldo todos los meses, que cuelga de una partida presupuestaria. Por prudencia tampoco deberían autorizar partidas para las concejalías», explicaba el portavoz del PSOE, José Herrero.

Creen que es tiempo para recapacitar y que se podía haber evitado esta situación, aunque en estos momentos descartan presentar una moción de censura «porque no se dan las condiciones». Entienden que el pacto de gobierno continúa vivo «por miedo a perder sus puestos y sueldos». «Se lo han montado muy bien. En una situación normal sería inviable, pero ahora es difícil de romper. Son cuestiones que hay que analizar», sumaba el socialista.

Indicaba Herrero que el alcalde, Enrique Riestra se encuentra «en una encrucijada y se debe a lo que decida su asamblea, aunque votaron en contra sin tener un mandato de la misma, lo hicieron por su convicción». «El alcalde es alcalde por obra y gracia de Marián (Foro) y por imperativo del PP. Tendrán que explicar qué va a pasar ahora y pensar en qué responsabilidades se pueden derivar de esas decisiones», destacaba.

El portavoz del único partido de la oposición en Llanes quiso dejar claro que su sentido de voto estaba decidido con anterioridad, «ni lo cambiamos ni nos convencieron los argumentos de García de la Llana ni del PP. Estaba meditado y estudiado». Asimismo José Herrero recalcó que «no son nuestros presupuestos, puede que sean similares, pero no son nuestros porque no están pensados para atender a las necesidades reales de los ciudadanos». Pero pese a que no están del todo de acuerdo con ellos, no optaron por el 'no' por «responsabilidad». «Hay que pagar a los funcionarios y a los proveedores, entre otros. Además hay muchas obras que no entraron en los presupuestos prorrogados y que hay que asumir ahora», indicaba el socialista.

Desde el partido pusieron el acento también en la participación a la hora de elaborar las cuentas. «Es una situación surrealista. Unos concejales participaron, otros no, otros hablan de deslealtad, luego unos votan que no... No hay un antes y un después del PSOE tras el pleno. Son ellos los que tienen que entenderse porque forman el equipo de gobierno. Que dialoguen y vengan con los deberes hechos, no que acudan a nosotros cuando no se pongan de acuerdo», remataba Herrero.