El Comercio

Aparece en Colombres la histórica placa de la Escuela de Comercio Iñigo Noriega

La placa junto a la fachada el local donde apareció.
La placa junto a la fachada el local donde apareció. / NEL ACEBAL
  • El Ayuntamiento piensa que un vecino guardaba desde hace décadas esta pieza realizada en mármol blanco y de más de un metro de altura

Importante sorpresa la que se llevaron en la mañana de ayer el alcalde de Ribadedeva y el responsable del área de Cultura de este ayuntamiento. El motivo: la aparición junto a la entrada de la antigua Escuela de Comercio promovida por el indiano Íñigo Noriega Laso de una placa antigua en la que se recogía la fundación de esta iniciativa que funcionó entre los años 1907 y 1914.

Los responsables municipales desconocían en la tarde de ayer quién había podido tener guardada durante décadas esta pieza de mármol blanco de más de un metro de altura y más de treinta kilos de peso. Eso sí, sospechan que se debe tratar de algún vecino que al ver el pasado fin de semana en los medios de comunicación el inicio de las obras para rehabilitar este histórico edificio consideró que la histórica placa debía volver a la que fue su morada. La pieza tiene una inscripción en la que se recoge el nombre del fundador de la escuela y los años en los que estuvo activa.

El edificio ha tenido numerosos usos durante su más de un siglo de historia. Acogió la Escuela de Comercio que impulsó Íñigo Noriega con el fin de que los jóvenes de Colombres pudiesen recibir unas nociones de comercio y economía una vez finalizada la educación básica, para formarlos y que estuviesen preparados de cara a su periplo en América, como era habitual en aquellos tiempos.

Con la Revolución Mexicana el imperio empresarial creado por Noriega en el país azteca comenzó a decaer y el indiano tuvo que aparcar numerosos proyectos, entre ellos el de esta escuela que trataron de reabrir sin éxito en 1924 un grupo de vecinos.

El inmueble ha acogido también en el pasado la biblioteca de la localidad o el consultorio médico hasta mediados de la década de los 90. Ahora, 20 años después, volverá a tener actividad gracias a la rehabilitación impulsada desde el Ayuntamiento de Ribadedeva. Se va a utilizar como centro para uso y disfrute de cerca de 30 colectivos con actividad en el concejo, caso de la asociación El Patiu, que desarrolla en este municipio dos proyectos de ayuda a la infancia. La restauración tiene un presupuesto de 9.000 euros y se espera que finalice en unos días.