El Comercio

Liberado un buitre negro en el monte Cayón

Liberado un buitre negro en el monte Cayón
  • Con éste, ya son tres los animales de esta especie atendidos y recuperados en el centro de Infiesto desde que comenzó a funcionar en 2009

Personal de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha liberado un buitre en el monte Cayón de Piloña, a muy escasa distancia de La Fayaiza, cerca de Pintueles, donde apareció hace mes y medio. La liberación se produjo a las 14.00 horas para asegurar la presencia de corrientes térmicas que le permitiesen ascender y desplazarse sin dificultades. Tras despegar con fuerza, el ejemplar planeó ganando altura para alejarse en dirección suroeste. El animal liberado, un juvenil buitre negro (Aegypius monachus), fue recogido por la Guardería del Medio Natural el 16 de septiembre e ingresado en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Infiesto, donde fue atendido por los miembros del Servicio de Atención Veterinaria y Recuperación de Fauna Silvestre del Principado.

A su llegada a las instalaciones, el ejemplar se encontraba postrado, incapaz de incorporarse y presentaba mala condición corporal, severas deshidratación y debilidad, un peso de 5 kilos, y grados de atención y actividad anómalamente bajos. Tras la exploración y monitorización iniciales, se le administró suero y los suplementos oportunos. Además, fue tratado con antibiótico y antitóxico preventivos. Después de cuatro días de tratamiento y sueroterapia de mantenimiento, y tras una lenta pero paulatina mejoría en los niveles de atención y actividad, comenzó a mostrar interés por la comida sólida que, sin embargo, no era capaz de agarrar y consumir por sí mismo. Seis días después de su recogida, el animal comenzó a comer solo, mostrando ya un apetito voraz. A partir de entonces comenzó a ganar peso hasta alcanzar los 9,300 kilos. También experimentó una continua evolución en otros aspectos, hasta alcanzar una movilidad y capacidad de vuelo óptimas. Su mejoría se comprobó tras su traslado a voladero, el día 29 de agosto, donde ha permanecido en musculación hasta ahora.

Con éste, ya son tres los buitres negros atendidos y recuperados en el centro de Infiesto desde que comenzó a funcionar en 2009, un dato que revela la cada vez más frecuente presencia de esta especie de origen mediterráneo en Asturias.