El Comercio

La depuradora de Cabrales entrará en servicio en un mes

Exterior de la depuradora de Arenas de Cabrales.
Exterior de la depuradora de Arenas de Cabrales. / NEL ACEBAL
  • El alcalde solicita al Principado la limpieza y canalización del río en Carreña y la mejora del saneamiento en Asiego, Berodia y Poncebos

La depuradora de Arenas de Cabrales empezará a funcionar en «un mes, mes y medio». Así de contundente se mostró ayer el alcalde del concejo, Francisco González, tras la reunión mantenida esta semana con el Director de Calidad Ambiental de la consejería de Infraestructura, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Principado, Manuel Gutiérrez. Las obras concluyeron hace más de un año pero la instalación sigue sin actividad. La gestión de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) es una vieja reivindicación vecinal del concejo cabraliego.

Este proyecto, contemplada en el Plan de Uso y Gestión Integral del Agua en el Parque Nacional de Picos de Europa (2007-2011), tiene como objetivo tratar las aguas residuales de las localidades de Carreña, Poo y Arenas, antes de su vertido al río Cares. La estación se ubica en una pradería de Arenas de Cabrales, junto al futuro polígono industrial.

Francisco González explicó que será la empresa CADASA la que se ocupe del mantenimiento de la EDAR mientras que del mantenimiento de los colectores y las estaciones de bombeo se hará cargo la empresa Aqualia. «Estamos muy agradecidos por esta noticia porque así evitaremos una mayor lejanía en el tiempo que ya llevamos bastantes esperando», comentó el alcalde.

Desde el Ayuntamiento de Cabrales también han solicitado al director la ejecución de la segunda fase de la obra hidráulica prevista para el río Casaño que atraviesa la localidad de Carreña, capital del concejo donde residen 320 personas. «Esta fase no se hizo por falta de tiempo y presupuesto y ahora está en un estado penoso. Hace falta realizar la canalización del río que tiene una cubierta de hormigón antigua y tenemos un problema con las filtraciones de agua y los malos olores que desprende», explicó. El alcalde aseguró que se debe resolver el problema del cauce y conectar todas las salidas de saneamiento. El Principado, según dijo, se comprometió a estudiar la propuesta.

Otra de las peticiones que González puso sobre la mesa fue la acometida del saneamiento en los núcleos rurales de Asiego y Berodia. «No tienen nada y queremos que se ejecute una consultoría técnica para ver si se puede realizar esta mejora», indicó. Por último, el alcalde cabraliego también se refirió a la depuradora de Poncebos que, según dijo, está muy deteriorada y urge una rehabilitación para esta infraestructuras. Una denuncia que el director recogió y se comprometió a estudiar de cara a los presupuestos.