El Comercio

La mejor ocupación de los últimos años para el puente de Todos los Santos

Un grupo de turistas con sus maletas en Ribadesella durante un fin de semana de este octubre.
Un grupo de turistas con sus maletas en Ribadesella durante un fin de semana de este octubre. / N. ACEBAL
  • Las asociaciones turísticas del Oriente auguran que en varios concejos de la comarca se lograrán ocupar el 70% de las plazas hoteleras y de turismo rural

El verano fue muy bueno en lo que a ocupación turística se refiere en el Oriente de Asturias y el otoño no le está yendo a la zaga. Desde las diferentes asociaciones del sector asentadas en la comarca indican que los fines de semana de septiembre y octubre han registrado un volumen importante de visitantes y la tendencia se va a mantener en Todos los Santos. De hecho desde colectivos como Aritur, la Asociación Riosellana de Turismo Rural, su presidente, Sabino Martínez, apunta que este puente «va a ser mejor que el de otros años», aunque matiza que esta festividad tampoco es una de las que genere un mayor movimiento de visitantes en la zona.

Aún así el representante de Aritur asegura que «gente vamos a tener, aunque tampoco va a ser excesiva». En cuanto a porcentajes de ocupación, señala que en el caso de Ribadesella varía en función de cada establecimiento. «Hay casa llenas, otras a medias, al igual que los hoteles. Esperamos situarnos entre un 60 y un 70% de ocupación, algo mejor que los últimos años», añade Martínez, quien destaca «los buenos datos que hemos tenido en septiembre y octubre». «La gente sigue viniendo y mientras el buen tiempo se mantenga va a haber movimiento de visitantes», augura. Por último el presidente de Aritur señala que el de Todos los Santos puede ser el último «gran puente» de este año, ya que «el de diciembre de este año es atípico porque es muy largo y los niños tienen clase algunos días».

En Incatur, la asociación que agrupa a los empresarios de la comarca de los Picos de Europa, también confían en «llegar a una ocupación del 60 o incluso el 70% con las reservas de última hora». Así lo apuntaba ayer el presidente de la organización, José Antonio Sánchez, quien explicaba que «tradicionalmente el de Todos los Santos no es un puente bueno, pero esperamos que este año sea mejor». Más aún cuando a partir del 2 de noviembre serán muchos los negocios de ámbito turístico del entorno que cerrarán sus puertas y aprovecharán para disfrutar de su mes vacacional para volver a abrir de cara a diciembre y las navidades. En los Picos de Europa los niveles de visitantes durante los fines de semana de septiembre y octubre también «han sido muy buenos en lo que a ocupación se refiere, y no solo con gente de otras regiones, también hemos tenido muchos asturianos».

Un efecto similar se está viviendo en Piloña. «Este año estamos notando bastante turismo interior asturiano. Era algo que había sido muy importante hasta 2009 y que con la crisis se congeló», explicaba Gustavo Sánchez, presidente de la Asociación Piloñesa de Turismo (Aspitur). En este concejo no se alcanzarán los niveles de ocupación de otros municipios de la comarca, aunque Sánchez confía en que los alojamientos rurales ocupen cerca del 50% de sus plazas.

Que se mantenga el 'veroño'

Desde Fomtur, la asociación que agrupa a los alojamientos turísticos de Llanes, su vicepresidenta, Ana Obeso Ojeda, indica que en este concejo hay muchos establecimientos del sector que han dado ya por finalizada la temporada, pero que entre los que siguen abiertos la previsión de ocupación «es buena». Para que las expectativas se cumplan va a ser fundamental la meteorología y que se mantenga el denominado 'veroño' que hace que las lluvias hayan tenido una presencia testimonial estas semanas. Obeso explica que detrás de estas buenas previsiones para Todos los Santos está el que es el primer puente del otoño, ya que la festividad del Pilar cayó en miércoles. También influye que en diciembre muchos niños tendrán clase entre los días de la Constitución y la Inmaculada, por lo que no se espera una llegada notable de visitantes en esas fechas, algo que sí se augura en Llanes y en la comarca a partir de mañana y hasta el martes.