El Comercio

Nuevo reto solidario contra la ELA infantil en Ribadesella

Somoano junto a una amiga antes de iniciar el tramo de bicicleta.
Somoano junto a una amiga antes de iniciar el tramo de bicicleta. / J. G.
  • José Luis Somoano va a completar 10 kilómetros a nado, 421 en bicicleta y 84 a pie para recaudar fondos para dos niños

A las 9.40 horas de la jornada de ayer daba comienzo el último reto solidario que se ha marcado el riosellano José Luis López Somoano, un Ultraman Non Stop para recaudar fondos de ayuda a la investigación contra la ELA infantil, enfermedad que afecta a dos hermanos de Aranjuez llamados Elsa y Mario.

El reto se inició a los pies del podio del Sella. En este emblemático lugar de la villa riosellana se lanzó a las frías aguas del piragüero río para completar 10 kilómetros de natación. Lo hizo con un tiempo de tres horas y diez minutos. Acabó cansado, pero tras calentarse, alimentarse y descansar un ratito, a las dos de la tarde inició los 421 kilómetros de bicicleta en un circuito en el que une Ribadesella con Cangas de Onís. En la primera vuelta estuvo acompañado por una amiga llamada Beatriz. Hacia las seis de la tarde se le unió en su reto un grupo de aficionados a la bicicleta de Ribadesella.

En esta disciplina deportiva espera emplear unas veinte horas, descansando cada seis. Es decir, si todo marcha bien, podría bajarse de la bicicleta hacia las diez de la mañana de hoy. Cuando esto ocurra, aún le quedarán 84 kilómetros de carrera a pie, dos maratones consecutivos. Todo por Elsa y Mario. En esta aventura solidaria tampoco le falta el apoyo incondicional de su mujer Tamara Suárez.