El Comercio

El ambulatorio de Ribadesella soporta la mayor presión asistencial del Oriente

Una ambulancia a la entrada del centro de salud de Ribadesella.
Una ambulancia a la entrada del centro de salud de Ribadesella. / NEL ACEBAL
  • Los médicos de este centro de salud atendieron el pasado año a una media de 36 pacientes al día

La presión asistencial, porcentaje de pacientes que ve un profesional sanitario en cada jornada, se ha rebajado este año de manera generalizada en las seis zonas básicas de salud del Oriente: Piloña, Colunga-Caravia, Arriondas, Cangas de Onís, Ribadesella y Llanes-Ribadedeva. De todas, los usuarios riosellanos son los que más acuden al médico, una media de 36 pacientes al día. El año pasado, el más reclamado era el área de Colunga-Caravia que ahora es el segundo por delante de Arriondas. Por el contrario, se encuentran más aliviados Piloña, Cangas de Onís y Llanes-Ribadedeva.

El centro de salud de Ribadesella tiene una población adscrita de 5.581 pacientes y atiende de media a 36 pacientes por jornada. Es el único que se mantiene estable y no ha visto reducido el cupo médico durante el último año. El resto de centros, ha perdido actividad. Enero es el mes con mayor presión asistencial en Ribadesella llegando a contabilizarse 41 visitas médicas al día. Paradójicamente, según un informe de la Consejería de Sanidad, es en el mes de agosto cuando menos pacientes se atienden por médico pese a coincidir con el Descenso Internacional del Sella y tratarse del mes estival por excelencia. A buen seguro aquí influyen los refuerzos de personal sanitario que reciben este y otros ambulatorios de la comarca durante el verano.

El área de Colunga-Caravia cuenta con un centro de salud en Colunga, con una población de 2.044 personas, y un consultorio periférico en Caravia, para 732 vecinos. En total, 3.646 usuarios. Es el área sanitaria del Oriente donde más ha descendido las visitas médicas. En un año, un profesional sanitario de la zona atiende, de media, a casi tres pacientes menos que el año anterior.

Parres dispone del centro de salud de Arriondas para una población de 5.622 usuarios. Éste área ha perdido casi 3 pacientes al día por consulta ya que en 2015 registró una media de 36 usuarios y hasta agosto era de 33. Cangas de Onís-Onís-Amieva atiende a 7.651 vecinos en el centro de salud de Cangas y los consultorios de Benia y Amieva. Han pasado de recibir la visita de 30 residentes de media al día en 2015 a 28 este año. Piloña cuenta con un centro de salud, en Infiesto, para una población de 5.144 personas y el consultorio periférico de Villamayor con 1.760 adscritos. Esto hace una población total demandante de 6.904 habitantes. La zona cerró el año pasado con una presión asistencial de casi 34 pacientes y hasta agosto registró una media de 31, casi cuatro menos.

Más Trabajo Social

El área de Llanes-Ribadedeva está diseñada para prestar servicio a 14.758 vecinos, a través del centro de salud de la capital llanisca -8.347 usuarios- y de los consultorios periféricos de Posada, Nueva, Pendueles y Colombres. A pesar de su volumen en población, es el que menos presión asistencial registra. En el 2015, la media de atención fue de 30 pacientes al día y se mantiene estable este año. Enero, mayo y agosto son los meses con mayor actividad mientras que fueron febrero y marzo los de mayor tranquilidad.

Las consultas de Atención Primaria del Área VI han descendido en Medicina, Pediatría y Enfermería. Desde el año 2012, estos servicios ha experimentado una caída considerable tanto en el número de consultas como en la frecuentación. En 2015, hubo 277.080 citas en Medicina mientras que en el 2012 fueron 359.252; 23.549 en Pediatría el año pasado y 25.942 tres años antes; y 201.127 en Enfermería mientras que en el 2012 fueron 225.884. También la Unidad de Salud Bucodental ha sufrido este recorte de atención. Pasó de contabilizar 9.206 consultas en 2012 a 7.992 el año pasado, una situación que se repite en la Unidad de Fisioterapia que dio servicio a 33.640 usuarios en 2015 que eran 37.481 en 2012. Por el contrario, crece la actividad realizada por la Unidad de Trabajo Social. En 2012, este servicio registró 1.344 consultas y cerró el año pasado con 2.195. Hasta el pasado mes de agosto, sumaba ya 1.639 citas.