El Comercio

La Mancomunidad pequeña se queda sin vehículo tras una colisión

El coche de la Mancomunidad quedó siniestrado.
El coche de la Mancomunidad quedó siniestrado. / E. C.

El alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González, explicó ayer antes de iniciar el pleno municipal que el vehículo, un Citroën C4, siniestrado el pasado martes por la colisión de un Renault Megane Scenic cuando circulaba por la Avenida de Covadonga de Cangas de Onís en dirección a Arriondas, pertenecía a los Servicios Sociales de la llamada Mancomunidad pequeña, formada por Amieva, Ponga, Onís y Cangas de Onís. «El turismo no era del Ayuntamiento, estaba estacionado aquí enfrente cuando fue envestido», explicó. El coche, que ha sido llevado al desgüace, será declarado siniestro total, según indicaron fuentes policiales.

En la colisión resultaron dañados otros dos vehículos por alcance. En el vehículo que arrolló a los otros tres, cuyo conductor, natural de Avilés, reconoció en declaración policial haberse quedado dormido al volante, viajaban dos menores que fueron trasladados al Hospital Grande Covián de Arriondas debido a las rozaduras que les provocaron los sistemas de retención que llevaban.

El suceso fue comentado antes de la sesión plenaria por todos los integrantes de los grupos municipales presentes en el ayuntamiento, que se congratularon de que el coche que lo provocó no se hubiera llevado por delante a ningún peatón.