El Comercio

Declaran nula la ayuda social concedida por Llanes a un maltratador en 2014

  • La subvención autorizada por Campillo se utilizó para que esta persona hiciese frente a una multa y evitase su ingreso en prisión

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 1 de Oviedo ha declarado improcedente la ayuda social concedida por la mancomunidad que forman Llanes y Ribadedeva a un vecino del concejo llanisco condenado a ocho años de alejamiento de su compañera sentimental por ser autor de dos delitos de lesiones. El ente le otorgó una subvención de 1.500 euros, cantidad que se le concedió a este hombre para que abonase una multa impuesta por la justicia por quebrantamiento de condena para así evitar su ingreso en prisión, según indicó el Ayuntamiento de Llanes en un comunicado en septiembre de 2015.

Y es que precisamente fue la propia mancomunidad, a petición del actual alcalde de Llanes, quien llevó ante la justicia estos hechos. La ayuda en cuestión fue concedida en abril de 2014 por medio de una resolución de la entonces presidenta de este ente municipal y alcaldesa llanisca, Dolores Álvarez Campillo, actual diputada regional por el Partido Socialista.

Según se recoge en la sentencia, «es evidente que la ayuda concedida como emergencia social en su día resultaba improcedente». Y lo afirma en base a dos principios. «En primer lugar no respondía a la finalidad para la que se habían establecido tales ayudas ya que no se trataba de ninguna emergencia social con ocasión de alguna calamidad acontecida o por necesidad sobrevenida y, en segundo lugar, al ser evidente que tal actuación de una administración pública no podía configurarse como medio para que un ciudadano eluda la responsabilidad personal por hechos delictivos (obvio quizá decirlo) pues con ello no se hacía sino colectivizar dicha pena impuesta que, de este modo, se satisface por todos los vecinos de la mancomunidad y no por el directamente condenado, con evidente quebranto del principio de personalidad de la pena y haciendo desde luego ineficaz cualquier principio de prevención general o especial que pudiera predicarse del sistema penal», señala el dictamen.

Violencia de género

Cuando saltó a la luz pública la concesión de esta ayuda Campillo aseguró que la mancomunidad formada por Llanes y Ribadedeva que ella presidió, «nunca concedió ayudas de ningún tipo que no fuesen acompañadas de informes técnicos y jurídicos favorables».

Desde Equo se reiteró ayer la petición para que la actual diputada dimita de su cargo por autorizar la concesión de esta subvención. «Estos actos deben tener consecuencias políticas si de verdad queremos que la sociedad crea que la violencia (de género) es un asunto de Estado», apuntó ayer Marcos Fernández, representante de esta formación.

En su día tanto Podemos, como IU y el actual alcalde llanisco realizaron esta misma petición.