El Comercio

Multitudinaria bienvenida a 'Paco'

Paco recibió ayer la multitudinaria bienvenida de los llaniscos en el bar de la Casa del Mar.
Paco recibió ayer la multitudinaria bienvenida de los llaniscos en el bar de la Casa del Mar. / NEL ACEBAL
  • El yaco africano de cola roja fue robado en Llanes el 23 de agosto y su dueño, Juan José Noriega, lo recuperaba el miércoles en Madrid

  • Cientos de personas acudieron ayer a La Casa del Mar para reencontrarse con el loro

Cientos de adultos y decenas de niños desfilaron en la mañana de ayer por las instalaciones del bar-restaurante La Casa del Mar para ser testigos del regreso de 'Paco', el loro africano de cola roja que había sido robado del establecimiento el pasado 23 de agosto. Después de 71 días, Juan José Noriega, dueño del bar y propietario de 'Paco', se trasladaba el miércoles a Madrid tras recibir una llamada telefónica en la que una mujer le aseguraba que tenía al loro en su poder y se lo entregaría si acudía a la capital de España. Efectivamente, la entrega se realizó en la puerta principal del Santiago Bernabéu y en menos de doce horas, Noriega realizaba el trayecto de ida y vuelta entre Llanes y Madrid. A la una de la madrugada del jueves ya estaba en Llanes.

Ayer, tras unas pocas horas de descanso, recibía felicitaciones y efusivos abrazos por parte de vecinos del concejo y clientes de su negocio. Presentaba en sociedad a 'Paco' y, por circunstancias del guión, lo hacía en una modesta y endeble jaula en la que los presuntos ladrones habían invertido la raquítica cantidad de 23,95 euros, según reflejaba la pegatina de compra.

Juan José Noriega reconoció que el regreso de 'Paco' se debe al «buen trabajo de la Policía Judicial de Llanes» e insistió en que no le preocupa «la suerte que en el futuro puedan correr» los que se llevaron al loro. Tras su primer encuentro con 'Paco' reveló que «esta bien atendido, aunque se muestra un poco intranquilo». No obstante, a lo largo del día «se fue soltando y espero que en menos de una semana vuelva a cantar el himno del Barça y La Marsellesa», como hacía antes del robo.

Noriega comentó que durante varias semanas había recibido «llamadas confusas, pero bienintencionadas, alertando de la presencia de 'Paco' en Gijón y Salamanca». Se siguieron todas las pistas «sin resultado». Finalmente, uno de los empleados de La Casa del Mar, José María Argüelles, relató que a lo largo del último verano «vi a muchos niños llorar al enterarse de la falta de 'Paco'».

Temas