El Comercio

Tiempo de lluvia, frío y fabada

Preparándose para las Jornadas en el restaurante El Cuera.
Preparándose para las Jornadas en el restaurante El Cuera. / N. A.
  • Llanes celebra las Jornadas de la Fabada, Fabes y Verdinas en un fin de semana en el que «sienta bien un cocido»

El tiempo se convirtió ayer en el aliado perfecto para que apeteciera, por primera vez en muchos meses, tomarse un plato de cocido bien caliente. En Llanes, lo hicieron todos los que acudieron a los diversos restaurantes del concejo que participan en la décimo cuarta edición de las Jornadas de la Fabada, Fabes y Verdinas, que continúan hoy y mañana; y volverán a repetirse el próximo fin de semana de viernes a domingo.

En esta ocasión, participan catorce restaurantes situados en la propia villa, en Ardisana, Barro, Niembro, Posada y Vidiago que ofrecen las más diversas elaboraciones de estos platos a un precio de 21 euros más IVA, en el que se incluyen vinos con denominación de origen. Además, la Asociación de Alojamientos Turísticos de Llanes, Fomtur, ofrece un quince por ciento de descuento en sus establecimientos asociados a todas aquellas personas que presenten la factura de haber degustado alguno de los menús.

No dejarán pasar esta oportunidad Javier y Emi, un matrimonio avilesino que viene a Llanes todos los años «cuando hacen estas jornadas porque ya hemos probado en varios sitios y hacen unos platos buenísimos», explicaba él, mientras su mujer reconocía con humor que, si le dejara, su marido «se pasaría la vida comiendo fabes, con lo que sea. Creo que no hay nada en el mundo que le guste más», decía mientras esperaban a que llegara el primer plato.

Una «fecha bonita»

Tampoco la familia de Ernesto y Lucía, acompañados por sus padres e hijos pequeños dejó pasar ayer la ocasión de salir a comer «como es debido, un buen plato de fabada y mis suegros verdinas, que les encantan», comentaba Ernesto. Para ellos, estas jornadas se han convertido «en una fecha bonita», porque aprovechan «un mes como noviembre, que puede parecer de lo más normal, para reunirnos todos un día y disfrutar en familia y eso siempre presta, sobre todo a los abuelos y a los nietos».

Unas mesas más allá, dos parejas de amigos, Héctor y Ana y Marcos y Olivia, tenían este fin de semana libre y reservaron «una casina rural ya en septiembre, porque esta era la única fecha en la que coincidía que librábamos todos sábado y domingo», se han encontrado con «el peor fin de semana en meses, justo cuando empieza a llover y hacer frío», se quejaba Olivia. Marcos, su pareja, a pesar de todo, decía que «ni tan mal. Estamos de descanso, pasando un buen fin de semana entre amigos y, además, con este tiempo, perfecto para comer una buena fabada, hay que ver el lado positivo», decía totalmente convencido... y casi convenció a los demás a pesar de que todavía tenían algo de frío.

Las Jornadas de la Fabada, Fabes y Verdinas están organizadas por el Ayuntamiento de Llanes, a través de la Concejalía de Turismo, junto a la Asociación Llanisca de Restaurantes (Allares) y cuentan también con la colaboración de Fomtur.

En la villa participan La Bolera, El Campanu, El Cuera, La Hacienda de Don Juan, el Mirador de Toró, Los Piratas del Sablón, El Puerto y Riomar. En Ardisana, el restaurante Contamos Contigo; en Barro, el Kaype-Quintamar; en Niembro, San Pelayo; en Posada, Ríu Calabres y en Vidiago El Rubiu y Asador Riegu.