El Comercio

El alcalde socialista de Parres aplaude el consenso en la urgencia de la obra

El alcalde de Parres, Emilio García Longo, se congratuló ayer de que todos los partidos presentes en el consistorio parragués coincidan en la necesidad de mejorar el puente de Arriondas. El regidor municipal afirmó que «dije que había mucha presión social y es cierto. A partir de ahí, cuanto más ambicioso sea el proyecto mejor», en contestación a las críticas vertidas por el portavoz del PP de Parres, José Ángel Fernández, quien reclamó una reforma integral del puente y más presupuesto.

«Espero que el portavoz del PP, desde su puesto privilegiado, con sus compañeros en el Gobierno de la Nación, haga todas las gestiones necesarias para contribuir a que la actuación que estamos pidiendo desde el Ayuntamiento sea lo más ambiciosa posible», indicó el primer edil. García Longo también quiso dejar claro a todos los portavoces municipales que reclaman «una reforma en condiciones» y con mayor presupuesto para el puente de Arriondas que «lo que se hizo ahora no fue un proyecto de mejora sino un estudio de seguridad». Aclaró también que la cimentación de esta infraestructura «está bien» según los estudios presentados en su día por Delegación del Gobierno, «no sé si otros grupos tienen más información». En su opinión, «los responsables políticos debemos ser coherentes».

El alcalde argumentó que «no sé si las expectativas del portavoz del PP serán compartidas por su gobierno en Madrid que no quiere obras faraónicas sino compromisos ajustables pero aspiramos a un proyecto mejor, desde luego, porque es un puente emblemático para Asturias y con el que los parragueses estamos muy vinculados sentimentalmente». García Longo añadió que «me congratulo de que todos los grupos estemos de acuerdo en la necesidad de actuar y no queremos frenar una obra grande pero somos conscientes de cuál es la situación es la que hay».