El Comercio

Plan para mejorar la accesibilidad a las cuevas

  • Actualmente, la edad mínima para acceder a estas cavernas es de 7 años y se desaconseja la visita a personas con dificultades de visión o movilidad, algo que puede cambiar con este proyecto de accesibilidad

La Consejería Cultura pretende abrir el arte rupestre asturiano a las personas con discapacidad física. Según anunció el consejero, en el nuevo proyecto de accesibilidad cavernaria están trabajando dos departamentos autonómicos, su consejería y la Dirección General de Servicios Sociales. En concreto es esta última la que recientemente ha elaborado un estudio de accesibilidad en la cueva riosellana de Tito Bustillo. Así que, en cuanto se realicen los primeros ensayos y se conozca su grado y posibilidades de aplicación, se extenderá al resto de cuevas asturianas con arte rupestre que actualmente son visitables: El Pindal, El Buxu, La Peña, La Lluera y La Loja.

Actualmente, la edad mínima para acceder a estas cavernas es de 7 años y se desaconseja la visita a personas con dificultades de visión o movilidad, algo que puede cambiar con este proyecto de accesibilidad. Genaro Alonso también anunció un plan preventivo de mejora y conservación de estas seis cuevas y un programa de educación patrimonial con el que «difundir entre jóvenes y estudiantes el conocimiento e importancia de nuestro patrimonio de arte rupestre».