El Comercio

Llanes acusa a la CUOTA de paralizar la emisión de licencias en la zona rural

Vista panorámica de la localidad llanisca de San Roque del Acebal.
Vista panorámica de la localidad llanisca de San Roque del Acebal. / NEL ACEBAL
  • El Ayuntamiento asegura que de las 28 solicitudes presentadas en los últimos dos meses el organismo regional ha rechazado 25

El Ayuntamiento de Llanes acusa a la Comisión de Urbanismo, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente (CUOTA) de paralizar la emisión de licencias urbanísticas en la zona rural del concejo. Así lo asegura la teniente de alcalde y concejal de Urbanismo llanisca, Marián García de la Llana, quien indica que de las 28 solicitudes de particulares que le ha hecho llegar el Ayuntamiento durante los meses de septiembre y octubre a este organismo de la Consejería de Informativos para que dé se conformidad, la CUOTA ha emitido un informe desfavorable en 25 casos.

Cabe recordar que tras la anulación del último Plan General de Ordenación de Llanes, ratificada por el Tribunal Supremo en febrero de 2011, es la CUOTA quien se encarga de autorizar las licencias urbanísticas que se presentan en el Ayuntamiento en aquellos suelos rurales y también en los que tenían la calificación de urbanizables en el documento anulado. Por su parte el Consistorio se apoya en la normativa de aplicación directa para los suelos urbanos.

Este acuerdo al que llegaron el Ayuntamiento de Llanes y la CUOTA en abril de 2011 para normalizar la concesión de licencias mientras el concejo carezca de un planeamiento, y que ha funcionado con normalidad durante este tiempo, parece que se ha quebrado. Al menos ese es el sentir que tienen en la Concejalía de Urbanismo después de el rechazo a la práctica totalidad de solicitudes que han presentado diferentes particulares durante estos dos últimos meses.

En algunos casos además estas negativas de la CUOTA se basan en aspectos que llaman la atención a los técnicos municipales. Uno de ellos es que aducen falta de documentación en algunas solicitudes. Otras peticiones se rechazan por pequeñas diferencias entre los datos de superficie de una finca que figuran en la solicitud y los que recoge el catastro, aspecto que apuntan que también ha sucedido durante los pasados años y que hasta ahora no había sido motivo para la CUOTA para negar su autorización, ya que a efectos de la emisión de la pertinente licencia no afecta. Sin embargo en la actualidad sí se están rechazando peticiones por esta cuestión y el Ayuntamiento percibe que existe un cambio de criterio en los técnicos regionales que ahora actúan, dicen, con «excesiva meticulosidad en la concesión de licencias en el municipio llanisco, cuando las tramitaciones se realizan siguiendo los mismos criterios que se han venido empleando en los últimos años».

«Nos están poniendo problemas ahora para dar licencias, cuando antes no lo hacían», lamenta García de la Llana, quien asegura que desde el Ayuntamiento «estamos intentando desbloquear esta cuestión porque hay muchos vecinos que se están viendo afectados».

Delimitación de los suelos

Otro ejemplo del cambio de criterio que ha tenido la Consejería de Infraestructuras con el Ayuntamiento de Llanes durante estos meses, según el gobierno municipal, es el relacionado con la delimitación de los suelos del concejo.

Según indicó el propio Consistorio llanisco en una nota de prensa emitida en junio, ese mismo día se reunieron con el secretario de la CUOTA para avanzar en las gestiones para delimitar los suelos urbanos y los núcleos rurales del concejo con el fin de dotar de una seguridad jurídica a la construcción en el municipio hasta la aprobación de un PGO. En este comunicado el Ayuntamiento indicaba que ya en abril se mantuvieron los primeros contactos en este sentido después de que la CUOTA les trasladase, según el Consistorio, esa posibilidad. Se buscaba «fijar unos mínimos para garantizar la parcelación y la construcción legal hasta que haya un nuevo Plan General en Llanes».

Respuesta por escrito

En el encuentro que mantuvieron el 16 de junio el secretario del organismo regional dio marcha atrás e indicó al Ayuntamiento de forma verbal que no se podía llevar a cabo esta iniciativa al no existir jurisprudencia que la apoyase, postura que ratificó la propia consejera de Infraestructuras en un posterior encuentro que mantuvo con la teniente de alcalde en agosto.

García de la Llana explica que tras las primeras reuniones solicitaron por escrito a la CUOTA que les diesen unas pautas para elaborar esta delimitación y que la respuesta la han recibido hace unos días, el 7 de noviembre. «Ahora nos dicen que no intentemos esta delimitación y también que no fueron ellos los que nos propusieron que se hiciera», asegura sorprendida la edil de Urbanismo, quien añade que «no estamos recibiendo ningún apoyo de la Consejería de Fomento, parece que nos quieren bloquear». La titular de la cartera de Urbanismo asegura que en el Ayuntamiento están recibiendo «muchísimas peticiones» para que concedan licencias urbanísticas «que no salen porque nos las bloquean desde Fomento».

La edil apunta también que desde el organismo regional se está dificultando la concesión de licencias en algunos suelos considerados urbanos y que formaban parte de algunos de los planes parciales a los que daba soporte legal el PGO anulado, pese a que son zonas donde se han construido numerosas edificaciones en el pasado, por lo que en el Ayuntamiento entienden que se trata de suelo urbano consolidado.