El Comercio

Cabrales modificará las condiciones que afectan a queserías

Imagen del pleno celebrado ayer en Carreña.
Imagen del pleno celebrado ayer en Carreña. / NEL ACEBAL
  • El Pleno Municipal aprobó por unanimidad iniciar de nuevo el procedimiento urbanístico aplicable a la apertura de estos negocios en el concejo

El Pleno del Ayuntamiento de Cabrales aprobó ayer por unanimidad iniciar de nuevo el procedimiento relativo a las condiciones urbanísticas aplicables a la apertura de queserías en el concejo, después de que las anteriores, aprobadas también por unanimidad en el año 2014, fueran declaradas nulas por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias primero y posteriormente por el Supremo.

Esta declaración de nulidad se produjo por la denuncia de un particular, ante la modificación realizada por el Consistorio después del corrimiento de tierras de Llambrias, que arrasó varias viviendas y queserías, y cuyo objetivo era facilitar la implantación de nuevas industrias en el concejo. Aunque en aquel momento se consultó con la CUOTA y el ayuntamiento tenía su visto bueno, finalmente los tribunales anularon aquellas modificaciones.

«Ahora», explicaba ayer el alcalde, Francisco González, «vamos a reanudar los trabajos para aprobar una nueva modificación en el planeamiento urbanístico del concejo que facilite la creación de nuevas queserías en terrenos agrícolas no urbanizables y asegurándonos de que todo está correctamente para evitar cualquier posible anulación en los tribunales». Además, como ya había indicado el regidor en días anteriores, «si queremos que se siga la tradición y que los jóvenes puedan abrir queserías tenemos que modificar las normas subsidiarias. Nos parece demasiado, y así lo dijimos en su día, que se necesite una superficie de 10.000 metros cuadrados para abrir una quesería fuera de un núcleo. Es demasiado terreno, y más para un concejo con una orografía como la de Cabrales», añadió.

Otro de los puntos importantes que también se aprobó por unanimidad en el Pleno fue el relativo a la devolución de las expropiaciones realizadas con motivo de las obras de saneamiento del río Duje en Tielve. Finalmente, esos trabajos no se llevarán a cabo debido a que los fondos europeos con los que iban a ser financiados se perdieron y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico no dispone de fondos propios para llevarlas a cabo.

La Corporación Municipal cabraliega acordó también aprobar una tasa de uso de locales públicos de 4,50 euros la hora a los particulares titulados que soliciten disponer de ellos, mientras que seguirán siendo de uso gratuito para todas las asociaciones del concejo. Finalmente, se acordó solicitar al Consejo de Gobierno del Principado de Asturias la devolución del céntimo sanitario y revisar los límites de gasto de las entidades locales.