El Comercio

Emotiva y multitudinaria despedida en Villaviciosa a un «hombre bueno»

Vecinos y amigos despiden a Severino Canteli en la iglesia de Fuentes.
Vecinos y amigos despiden a Severino Canteli en la iglesia de Fuentes. / A. G.-O.
  • La iglesia se llenó para arropar a los familiares de Severino Canteli, quien murió tras caerse por un terraplén en Lastres

La iglesia de la parroquia de Fuentes, en Villaviciosa, se llenó ayer para despedir a Severino Canteli Camblor, quien falleció la madrugada del domingo en el HUCA tras sufrir un accidente y caer por un terraplén cuando salía de un funeral en Lastres.

Vecinos y amigos acudieron a darle su último adiós y a arropar a su familia en una despedida muy emotiva. La gran afluencia de gente hizo que muchos tuvieran que escuchar la misa desde la puerta del templo maliayo.

Las muestras de cariño hacia el fallecido, de 85 años, fueron constantes durante toda la ceremonia religiosa. Quienes conocieron a Canteli lo describían como «un hombre bueno». Tras la misa, el cuerpo fue enterrado en el cementerio parroquial.

Canteli tenía dos hijos, Gonzalo y Javier, fruto de su matrimonio con Almudena Rodríguez, de quien era viudo. Tenía, además, tres nietos: Demelsa, Pablo y Noelia.

Este vecino de Fuentes falleció en la madrugada del domingo tras caerse por un terraplén de unos dos metros cuando caminaba por la acera de una zona con escasa visibilidad en Lastres. Los testigos llamaron enseguida a una ambulancia, pero una avería obligó a avisar a otra que tuvo que ir desde Gijón. Ante la gravedad de sus heridas, los médicos decidieron trasladarlo al HUCA, donde finalmente murió.

Además de la indignación entre los vecinos de Lastres, el accidente también puede acabar en demandan, tal y como anunciaron los hijos del fallecido el domingo. La Guardia Civil toma estos días testimonio a los testigos para aclarar lo sucedido.