El Comercio

Tasas de playa «razonables»

Propietarios de los chiringuitos de playa de Llanes, ayer, delante del Ayuntamiento.
Propietarios de los chiringuitos de playa de Llanes, ayer, delante del Ayuntamiento. / E.
  • Los dueños de los chiringuitos consideran «abusiva» la nueva ordenanza para 2017

Los propietarios de los chiringuitos de Llanes se presentaron ayer «molestos» en el Ayuntamiento para solicitar una reunión con la concejala de Hacienda y teniente alcalde de Foro Asturias, Marián García. El colectivo hostelero pretendía conocer en detalle las novedades que presentarán las ordenanzas de 2017 donde el consistorio creará una nueva licencia de apertura para los chiringuitos y bares de playa del concejo. Estos establecimientos abonarán, si están ubicados en suelo privado, 500 euros de licencia de apertura y 12 euros más por metro cuadrado que ocupen mientras que tributarán 0,40 euros el metros cuadrado en terrazas y aparcamientos.

Los hosteleros consideraron «abusivo» este impuesto. «En principio, parece que sí porque hablamos de una temporalidad en esta zona que es muy corta, no es como en otras provincias turísticas donde tienen un ratio de tiempo mayor que el nuestro. Aquí el verano son dos meses o mes y medio, dependiendo del tiempo», explicó el presidente de la Asociación de Bares de Playa Costa de Llanes, Ángel Sánchez, quien añadió que «nos parece un poco alta esta tasa y no es equiparable a un negocio anual que funciona los 365 días del año».

Sánchez destacó que «queremos información puntual» de la ordenanza del próximo verano y «participar» en su elaboración para cuidar los intereses del sector. La concejala les atendió por teléfono y les emplazó a una reunión hoy a las 20 horas en el Ayuntamiento. Según la conversación telefónica mantenida con uno de los responsables de la asociación les indicó que no sacaran «las cosas de quicio».

Los hosteleros defienden que hay asociados que «han realizado una inversión de 30.000 euros y tienen licencia para los próximos cuatro años y ahora tienen que volver a pagar, no puede ser». El presidente del colectivo, mismamente, aseguró que paga una tasa de 1.350 euros a la Demarcación de costas más una fianza de 600 euros y, con esta nueva ordenanza, «no quiero tener que pagar por instalarme doblemente». Ángel Sánchez sostuvo que «hay negocios que llevan 46 años funcionando en las playas» y reclamó «una tasa justa, equitativa y razonable» porque «en ningún momento nos estamos negando a pagar, pero no esto».