El Comercio

Los chiringuitos de Llanes alegarán contra el pago de 2.300 euros de tasas

  • El colectivo se muestra molesto porque ahora tendrá que desembolsar esta cantidad al consistorio y va a contratar a un abogado

Los hosteleros de los chiringuitos de Llanes están en pie de guerra contra el Ayuntamiento de Llanes. «Indignados» salieron los seis propietarios de bares de playa que ayer se reunieron con la teniente alcalde, Marián García de la Llana, para conocer de primera mano las condiciones que les impone el equipo de gobierno municipal para el próximo verano tras la aprobación en el pleno de las nuevas ordenanzas fiscales que incluyen un nuevo epígrafe que contempla la imposición a los locales.

Esta semana mantendrán una reunión los integrantes de la Asociación de Bares de Playa Costa de Llanes para informar de la reunión e iniciar los trámites para la contratación de un abogado que presente las correspondientes alegaciones en el plazo de un mes.

Los hosteleros comentaron que la edil de Hacienda «nos dice que es innegociable, que ya no podemos hacer nada. Que hay que pagar 1.800 euros por la tasa más 500 euros de licencia de de apertura, un mínimo de 2.300 euros para un local pequeño», explicaron. Y es que comentaron que el Ayuntamiento de Llanes va a ir llamando «uno a uno» a los hosteleros afectados por la nueva normativa para reclamar la documentación pertinente. «Yo tengo un chiringuito desde hace 46 años y sino encuentro ese documento, pagaré 500 euros», indicó uno de los propietarios. Consideraron «abusivo» además que tengan que pagar una tasa por ocupación de 1.800 euros «cuando abrimos dos meses y cerramos a las siete de la tarde».

En cuanto a los dueños de los chiringuitos de Llanes que ya estén pagando un canon a Demarcación de Costas, De la Llana les trasladó que «ya se pelearía en el Ayuntamiento para arreglarlo, pero vamos a tener que pagar por duplicado esa ocupación». De seguir así, advirtieron de que «tendremos que bajar la calidad del servicio este verano y despedir a dos futuros empleados porque no nos salen las cuentas».