El Comercio

Aprendices de cocineros en la escuela de Ribadesella

Alumnos del colegio Manuel Fernández Juncos vestidos de cocineros en plena clase.
Alumnos del colegio Manuel Fernández Juncos vestidos de cocineros en plena clase. / NEL ACEBAL
  • Los alumnos del colegio Manuel Fernández Juncos tuvieron una clase sobre los alimentos y se pusieron tras los fogones

Aulas convertidas en cocinas y aromas infrecuentes en un centro escolar desprovisto de servicio de comedor fueron los grandes protagonistas de este miércoles lectivo en el colegio público Manuel Fernández Juncos de Ribadesella. El centro fue escenario de un taller de cocina en el que participaron todos los alumnos de 4º, 5º y 6º de Educación Primaria. Pequeños aprendices de cocineros que participaron del proyecto 'Escuela de Chefs' impulsado por la Fundación Alimerka para fomentar hábitos de alimentación saludable entre los escolares asturianos en colaboración con la Asociación Planeta Zeta. La actividad quedó incluida en el Programa de Salud que cada curso se desarrolla en el centro riosellano.

Para empezar, indumentaria apropiada. Mandil y gorro de cocinero para todos los aspirantes a 'master-chef' infantil. A continuación, clase teórica sobre el origen y procedencia de los alimentos, tanto frescos como envasados. «Una pequeña charla en la que les aportamos datos sobre la cadena alimentaria, la pirámide nutricional y los productos típicos de Asturias para que también sepan diferenciarlos del resto», explicó Silvia Camblor, cocinera que dirigió la 'master class' junto a Sergio Buelga.

Para terminar, la elaboración de un plato. En esta ocasión, un milhojas de calabacín con carne de ternera asturiana y queso Tres Oscos, receta en principio aparente, pero sencilla de preparar. «Como el calabacín va enharinado y rebozado en huevo, le añadimos varias especias como curri, pimienta negra y perejil, aportándole una apariencia más divertida para los niños una vez que lo pasamos por la sartén», explicó Silvia Camblor. El broche final, la prueba. Una cata a la que también se apuntaron los profesores.

Comedor escolar

Entre ellos, el director del centro, Javier Jordanes, que confirmó lo que esta semana anunciaba la concejala de Educación, María José Bode, la intención de recuperar el comedor escolar. De momento el director ya se ha dirigido a la Consejería de Educación solicitando la recuperación del servicio, "aunque de momento no he obtenido ningún tipo de respuesta, ni positiva ni negativa, así que la propuesta aún se encuentra en el prólogo". Jorganes también desveló que el centro carece de espacio material para habilitar un comedor, pero aventuró que cualquier posible solución debería pasar por la contratación de un servicio externo, es decir, «un servicio de catering que nos facilite cualquier empresa especializada», añadió.