El Comercio

El Gobierno reitera que San Antolín no es un bien de titularidad estatal

El monasterio de San Antolín de Bedón es un bien situado en una finca de titularidad privada.
El monasterio de San Antolín de Bedón es un bien situado en una finca de titularidad privada. / E. C.
  • Lo comunicó por escrito el director general de Patrimonio del Ejecutivo central a la Consejería de Cultura, por lo que la propiedad está «vacante»

La Dirección General de Patrimonio del Estado ha reiterado que el monasterio de San Antolín de Bedón no es un bien de titularidad estatal. Así se lo comunicó este departamento del Gobierno central a la Consejería de Educación hace unos meses, en respuesta a las gestiones que ha realizado el Principado de Asturias durante este año para solicitar la reactivación del expediente de investigación abierto para determinar que la propiedad de la iglesia corresponde al Estado.

Según indica la Consejería en una respuesta escrita a las preguntas realizadas por Pedro Leal, diputado de Foro Asturias, el pasado 17 de febrero representantes de la Dirección General de Patrimonio Cultural de Asturias se reunieron en Madrid con sus homólogos del Gobierno central para abordar la problemática de la titularidad de San Antolín de Bedón y lo que ello implicaba a la hora de acceder a vías de financiación para realizar obras de rehabilitación en este templo del siglo XIII, declarado Monumento Nacional por el Estado y Bien de Interés Cultural por el Principado.

El 31 de marzo desde Oviedo se remitió un escrito al director general de Patrimonio del Estado solicitando la reapertura del citado expediente. En esta carta se comunicaba que el Principado ponía «toda su confianza» en que este expediente de investigación se llevase a efecto para que el Estado se atribuyese la titularidad del bien «por haber sido siempre suyo o tratarse de un bien vacante», y que, «tras la adecuada inversión lo transfiriera al Principado».

Desde Madrid la Abogacía del Estado les contestó que no podía atribuirse dicha titularidad al ya existir un precedente de 1998 en el que el Estado no se lo atribuyó. El 27 de abril en la Consejería de Cultura se recibió la contestación oficial del director general de Patrimonio del Estado reiterando que San Antolín no es un bien de titularidad estatal.

Según se indica desde el Principado en la respuesta escrita firmada por el consejero Genaro Alonso y remitida al diputado de Foro, la situación actual de la iglesia de San Antolín es la de «bien vacante». También que las conclusiones del estudio elaborado por el Estado para justificar su postura «han sido cuestionadas y desde determinadas asociaciones se está planteando su reapertura (del expediente) o, incluso, acudir a la vía contenciosa para que el Estado reconozca ser titular de la iglesia». También desde el Ayuntamiento de Llanes van a enviar nueva documentación al Gobierno central para tratar de reabrir el proceso. Y es que en la primera escritura de la finca privada en la que se encuentra emplazado el templo, que data del 28 de febrero de 1870 a favor de José Pesquera García, se indica que la iglesia es propiedad del Estado pese a estar en terrenos de particulares y, por tanto, se exceptúa de la venta.

En este sentido la Consejería de Cultura añade en su escrito que «los propietarios de las construcciones y parcelas anexas (al templo) también se están planteando reclamar la titularidad de la iglesi».

Dos actuaciones en 20 años

En este documento también se recuerda las dos actuaciones que se han llevado a cabo en los últimos 20 años para restauran San Antolín. La primera se ejecutó entre 1998 y 2000 a cargo del Ministerio de Cultura y consistió en la reparación de cubiertas, fachadas, carpintería y la limpieza del entorno. Tuvieron un coste de 179.612 euros.

Por su parte la Consejería de Cultura llevó a cabo en 2006 el retejado de la iglesia, la reparación de las carpinterías de las puertas y la limpieza parcial de los elementos pétreos de la fachada. Todo ello tuvo un coste de 64.226 euros.

El Principado indica que, tras la visita realizada por arquitectos de la Dirección General de Patrimonio al templo el 4 de mayo de este año para reconocer el estado de la iglesia y su entorno, se determinó que el edificio, a nivel estructural, «presenta un buen grado de conservación» debido a las dos actuaciones anteriores citadas. Aún así considera que «debido a la existencia de abundante vegetación en sus cubiertas deberían acometerse obras de conservación general con algunos puntos de humedad en los elementos pétreos en contacto con el terreno».

Pero añade el Gobierno regional que «las actuales condiciones presupuestarias impiden que se pueda destinar una partida a la intervención de este edificio». Su situación legal no permite tampoco acceder a vías de financiación como el 1% Cultural al no ser de titularidad municipal, pese a tener la catalogación de BIC, segundo requisito necesario.

En este sentido, para acceder a estos fondos Cultura plantea que, por medio de un convenio, se pueda ceder la titularidad del bien al Ayuntamiento de Llanes, como sucedió con el monasterio de Cornellana, aunque para eso primero sería necesario que el Estado asumiese su propiedad para cederla después.

El que San Antolín esté inscrita como iglesia y no como monasterio impide, a su vez, que se incluya en el Plan Nacional de Monasterios y obtener la financiación prevista para esta iniciativa a través del Instituto de Patrimonio Cultural de España.